Curvatura del pene

Pregunta

Desde hace mucho tiempo siento que tengo un problema por que mi pene al estar en un estado erecto hace una curvatura hacia abajo. He escuchado amigos que dicen que su pene se incurva hacia su abdomen, así que no se qué hacer.

Respuesta

La pregunta que usted nos hace es motivo de dudas para algunos hombres. ¿Hasta qué punto es normal que el pene presente algún tipo de curvatura?

Lo cierto es que cada pene es distinto e independientemente de su dimensión, variable de unos hombres a otros, determinadas partes del mismo (prepucio, glande, etc.) pueden tener características muy particulares en cada individuo.

En principio el tener un pene con una ligera curvatura hacia abajo no es algo anómalo que le deba preocupar, como no lo es tampoco el tener un pene con una cierta curvatura ascendente o con desviación hacia la izquierda o la derecha.

Son variaciones dentro de la amplia normalidad que no tienen por qué ser menos estéticas que otras más corrientes y que no impiden a ninguna persona en concreto poder hacer un uso satisfactorio de dicho miembro y ejercer una sexualidad genital completa y libre de problemas.

De cualquier modo, también quiero aclararle que existe una enfermedad inflamatoria del pene en la que se puede producir una curvatura excesiva del mismo. Esta enfermedad suele afectar a hombres maduros y se denomina enfermedad de La Peyronie.

Un artículo muy interesante sobre este tipo de trastorno podrá encontrarlo en nuestra Enciclopedia en la siguiente dirección:
http://www.netdoctor.es/XML/verArticuloMenu.jsp?XML=000301

De cualquier modo, le comento esto porque quizás pudiera interesarle conocerlo, pero no porque me parezca probable que usted la padezca.

Insisto en que en su caso, con toda probabilidad, no se trata de esta enfermedad, porque usted es muy joven y porque deduzco de su relato que la incurvación la ha tenido desde siempre y no le ha aparecido ahora. Su pene presenta probablemente una variación anatómica encuadrable dentro de la normalidad por lo que mi consejo es que no se preocupe más por ello.

Cordialmente,
Dr. Alfonso J. Santiago Marí.


¿Le ha parecido interesante?

17 votos, media: 4.29 sobre 5

Comparta en Redes Sociales