Comportamiento compulsivo infantil

Pregunta

Tengo una niña de 6 años y siempre me ha dado mucho trabajo su educación, tiene un carácter muy fuerte. Y hay rachas en que está especialmente insoportable, como ahora. Su habitación es tabú, imposible utilizar algo de su habitación, incluso sentarse en su cama es un drama que roza lo enfermizo por sus reacciones. No utiliza sus juguetes por no descolocar su habitación. No soporta que su hermano (que tiene dos años) entre para cogerle siquiera un bolígrafo. Toda su ropa, libros, muñecos, etc. tienen su sitio, el que ella eligió desde un primer momento. Y no los utiliza no sé si por no descolocar, o por no romper o… Seguiría con mas cosas, amen de su reacción de que en cuanto yo entro y me siento en su cama rompe a llorar desesperada, se desencaja el hombro derecho (lo lleva haciendo desde los dos años). Y su llanto es desconsolado, sin sentido. No sé cómo tratarla, hay veces que me pierdo no sé si esta bien lo que hago ¿Debo de hacer otras cosas, o directamente ir a consultar a un psicólogo infantil? ¿Me podéis ayudar?

Respuesta

En psicología a veces resulta difícil establecer una línea que diferencie cuándo un comportamiento es normal o patológico, porque el mismo se realiza en forma y/o cantidad de manera enfermiza. En su caso, con la información que proporciona, nos surge esta dificultad.

La tendencia de un niño a cuidar sus cosas y a mantenerlas en orden puede ser compatible con la normalidad, y también que lo haga con cierto celo. Sin embargo usted informa que su hija se comporta en este sentido con una rigidez excesiva, y que responde mal a situaciones que le alteran su orden.

Las reacciones negativas con su madre y con su hermano, y las reacciones como lloros y desconsuelo, apuntan que el comportamiento no es del todo sano. A estas formas no adecuadas de comportarse, como son los comportamientos estereotipados, repetitivos, rígidos, etc., se les denomina comportamientos compulsivos.

Aunque la sintomatología obsesiva y/o compulsiva en niños es mucho menos frecuente que en adultos, también existen numerosos casos infantiles. Para poder realizar un correcto diagnóstico de si existe un posible trastorno o es simplemente una forma de comportarse aislada y sin trascendencia, habría que hacer una correcta historia clínica de su hija, explorar otras áreas de comportamiento, su forma de pensar, las relaciones con sus amigos, las dinámicas escolar, familiar, etc.

En la actualidad existen tratamientos psicológicos eficaces para el control de los comportamientos compulsivos y/o los pensamientos obsesivos, incluso se conocen algunos fármacos eficaces al respecto. Por todo ello le recomendamos que solicite una entrevista con un psicólogo infantil.

Cordialmente
Dr. José I. Baile Ayensa.


¿Le ha parecido interesante?

Comparta en Redes Sociales