¿Cómo puedo crecer más?

Pregunta

Quería saber si existen y qué posibilidades tengo para crecer de estatura [varón, 23 años, 168cm]. He estado indagando sobre métodos y encontré el alargamiento de huesos, que es una operación carísima, así como las hormonas de crecimiento. Les agradecería que me orientaran y me dijeran si verdaderamente existe alguna terapia para poder ser más alto.

Respuesta

La estatura o talla baja idiopática, es decir, de causa desconocida, es un problema relativamente común cuyo diagnóstico se realiza por exclusión, es decir, descartando que existan otros trastornos o enfermedades que la condicionen. También se la conoce con el nombre de talla baja como una variante de la normalidad, definición que viene a expresar que no es una enfermedad propiamente dicha.

Estas definiciones de talla o estatura baja suponen que no existe ninguna enfermedad general, como deficiencia de hormona del crecimiento, retraso en el crecimiento intrauterino, causas genéticas u otros factores que afectan al crecimiento (como la depresión o la deprivación psicosocial).

Cuando el problema se detecta en la infancia, que es la circunstancia más común, la evaluación de estos niños con estatura baja requiere especial atención a la historia médica del niño y su familia, a los datos de crecimiento longitudinal del niño, un examen físico detallado y análisis de sangre y estudios de imagen (incluida la edad ósea) para descartar enfermedades generales y causas genéticas asociadas a esta condición. Es adecuado asimismo evaluar el estado psicosocial del niño, los factores sociales causantes de estrés, así como las preocupaciones y expectativas de la familia del niño para descartar el posible papel de las causas no orgánicas sobre el pobre crecimiento.

El cálculo de la altura media de los padres proporciona una estimación de la altura genética que alcanzará el niño cuando sea un adulto. Existen asimismo fórmulas que predicen la altura definitiva del niño cuando alcance la etapa adulta.

Estudios recientes han demostrado la eficacia de la llamada hormona del crecimiento para aumentar la altura en niños con talla baja idiopática. Esta hormona la produce de forma fisiológica el cerebro de todos los niños y, como su nombre indica, tiene un destacado papel en el crecimiento del niño. Algunos niños, sin embargo, pueden presentar deficiencias en su producción y tener secundariamente problemas en su crecimiento.

Desde hace más de 3 años las autoridades sanitarias americanas han aprobado el tratamiento de la hormona de crecimiento humana recombinada, es decir, obtenida por procedimientos de ingeniería genética, para la estatura baja idiopática. Sus indicaciones son muy claras y restrictivas:
-Talla baja de un niño por otra parte completamente sano.
-Exclusión de otras causas de talla baja como enfermedades genéticas, orgánicas o psicosociales.
-Edad ósea dentro de 2 desviaciones estándar de la edad cronológica (desviación estándar: grado en que el valor se aleja de su media, años en este caso).
-Respuesta normal a la hormona del crecimiento en la prueba de provocación.
-No exista el diagnóstico de deficiencia de hormona de crecimiento.
-Altura mayor de 2.25 desviaciones estándar por debajo de la media para su edad y sexo.
-Epífisis (aquellas partes del hueso por donde éste crece) abiertas.
-La tasa de crecimiento es poco probable que consiga una altura dentro del rango o intervalo normal en la etapa adulta.

Los datos disponibles en la actualidad sugieren que la hormona del crecimiento aumenta la altura en el adulto entre 3cm y 6cm en niños con talla baja idiopática, pero tal crecimiento requiere un tratamiento a largo plazo, del orden de 4 a 7 años.

Existen desde luego otras posibilidades terapéuticas como las que usted propone como el alargamiento de huesos. Sin embargo, hechas estas aclaraciones sobre el problema de los niños con talla baja de causa desconocida, cabe plantearse lo que a mi juicio supone el meollo de la cuestión: si la talla baja es una enfermedad o una variante del desarrollo normal y, por tanto, si el tratamiento con hormona del crecimiento u otros tratamientos como el alargamiento de los huesos que plantea es una intervención terapéutica o simplemente estética o cosmética.

Por los datos que nos proporciona y centrándonos ya en su caso, entiendo que en su infancia usted sufrió este problema que comentamos y probablemente debería haber sido evaluado y tratado entonces, como hemos expuesto. Es cierto que hace 15-20 años los conocimientos y los tratamientos médicos sobre este asunto eran totalmente diferentes a los actuales. Por su edad (23 años) pienso que queda completamente descartado el tratamiento con hormona del crecimiento ya que los huesos están definitivamente cerrados y ya no podrían crecer, y sólo podría plantearse el alargamiento de huesos mediante esas técnicas traumatológicas que dicen garantizar hasta 5-7 cm. de crecimiento pero que son técnicas cruentas, muy costosas y que precisan meses de tratamientos con varias intervenciones quirúrgicas. Esa decisión obviamente sólo le corresponde a usted adoptar.

Para finalizar, pienso que si no está satisfecho con su imagen corporal como se deduce de su carta, tal vez necesite también ayuda psicológica para terminar de aceptar su cuerpo y su altura y superar los traumas que este problema le pueda haber ocasionado y ocasione en el futuro.

Cordialmente,
Dr. Salvador Pertusa Martínez.


¿Le ha parecido interesante?

29 votos, media: 3.14 sobre 5

Comparta en Redes Sociales