Cirugía cardíaca y sexo

Pregunta

Mi pareja fue operada hace 9 años del corazón y se le instauró una válvula mecánica. Todos los días toma remedios anticoagulantes entre otros, pero el tema es su problema eréctil, a veces lo logra y otras no. Las personas que se someten a esta operación ¿pueden tener sexo normal sin sufrir consecuencias, o definitivamente tendrá para siempre este problema de erección? Tiene 55 años. ¿Existe tratamiento?

Respuesta

Esta consulta que nos formula se trata de un tema que puede interesar a muchas personas que se encuentran en la misma situación que su pareja.

La operación que usted comenta es un recambio valvular, es decir, a su pareja le sustituyeron una de sus válvulas cardiacas por una prótesis valvular mecánica, por lo que, como usted dice, es obligado que tenga tratamiento anticoagulante.

Pero si la intervención ha sido correcta y no tuvo complicaciones, no tiene por qué tener nada que ver con una mayor o menor probabilidad de sufrir un infarto o un mayor riesgo de padecer intolerancia al esfuerzo.

Al principio, las personas que han sufrido un infarto de corazón pueden tener una cierta precaución por el riesgo de que el sexo pueda someterlos a una exigencia de esfuerzo excesiva que no pudieran sobrellevar en una primera fase de rehabilitación.

Pero ese no es el caso, la mayor parte de las veces, de las personas que han sido operadas de una válvula cardiaca. En éstas, una vez superado el postoperatorio y, siempre que no padezcan insuficiencia cardiaca por haber sufrido un daño irreversible de su corazón debido a la enfermedad cardiaca valvular que hizo necesaria la operación, pueden enfrentarse por lo general a las exigencias de una vida normal, incluido el sexo, con normalidad.

Incluso puede plantearse el empleo de fármacos para el tratamiento de la disfunción eréctil, siempre que sea bajo seguimiento médico de su cardiólogo y su urólogo, como los que actualmente existen (Viagra, Cialis, Levitra, etc.).

Por ello, les recomiendo que pierdan un poco el miedo y consulten abiertamente a su médico de cabecera y cardiólogo las dudas que tienen sobre los esfuerzos que pueden realizar, incluidos los de tipo sexual, para poder disfrutar así de las posibles ventajas de dichos tratamientos.

Estos no tienen por qué estar contraindicados en su pareja y pueden hacerles llevar, ciertamente, una vida en pareja mucho más placentera y satisfactoria para ambos.

Cordialmente,
Dr. Alfonso J. Santiago Marí.


¿Le ha parecido interesante?

16 votos, media: 4.50 sobre 5

Comparta en Redes Sociales