Cefalea en racimos: tratamiento

Pregunta

Mi hija de 15 años padece de cefalea en racimos. ¿Es normal a su edad? ¿Existe algún tratamiento que no sea a base de analgésicos? ¿Puede causarle problemas el uso de Aspirina a diario?

Respuesta

La cefalea en racimos o de Horton es un dolor de cabeza que afecta a un solo lado de la misma. Puede producir diversos síntomas como dolor del ojo y alrededor del mismo, lagrimeo y secreción nasal, hinchazón bajo el o los ojos; el dolor puede extenderse desde el cuello hasta la sien. Pueden presentarse a diario durante meses, alternando con periodos sin dolor. No se conocen bien las causas, aunque podría haber un componente histamínico.

Existen múltiples tratamientos para esta enfermedad: se podría empezar con los analgésicos/ant-iinflamatorios, que resuelven muchas veces el problema sin grandes dificultades; en las crisis agudas intensas y para atajarlas se han empleado diversos tratamientos: desde oxígeno hasta octreótido, dihidroergotamina intranasal y más recientemente fármacos más específicos que también usamos en el tratamiento de las jaquecas o migrañas y que llamamos genéricamente el grupo de triptanes (sumatriptan, almotriptan, rizatriptan, eletriptan, etc). Son muy potentes y alivian muy bien el ataque o crisis de cefalea en racimos.

Como tratamiento preventivo se usan fármacos como el verapamil, la prednisona, la ergotamina, la metisergida, el litio, la ciproheptadina y la indometacina. Algunos antidepresivos también han mostrado su eficacia en el control de la cefalea en racimos.

Por último, en los casos más rebeldes se ha recurrido incluso a la inyección de glucocorticoides para bloqueo del nervio occipital o a la cirugía con sección completa o parcial del nervio trigémino.

No es muy común que aparezca en pacientes tan jóvenes pero puede ocurrir, lógicamente. En los casos de jaqueca, que sabemos tienen un componente familiar, vemos pacientes muy jóvenes afectados con ese tipo de dolor de cabeza.

No se conocen bien las causas de esta enfermedad por lo que puede aparecer de forma aislada, no asociada con ninguna otra enfermedad.

El consumo diario de aspirina puede producir problemas a largo plazo por la toxicidad del fármaco y los efectos secundarios que puede presentar.

Cordialmente,
Dr. Salvador Pertusa Martínez


¿Le ha parecido interesante?

1 votos, media: 5 sobre 5

Comparta en Redes Sociales