Cateterismo sin catéter

Pregunta

Soy una persona con un nivel de colesterol normalmente alto (240-260) a pesar de mi alimentación, baja en grasas; mis niveles de triglicéridos y glucosa son normales, y hago deporte con asiduidad. Sólo hay algo que me preocupa en temas de salud, y es la posibilidad de que haya un trombo en alguna arteria que vaya al cerebro, pudiendo provocar un infarto/daño cerebral. Tengo casos cercanos, alguno de ellos dramático. ¿Podría hacerme algún tipo de prueba que diagnostique el estado de mis venas y arterias? Me parece la única forma de prevenir la enfermedad mencionada.

Respuesta

Estimado usuario, su pregunta es muy interesante para nosotros y le agradecemos que por ello nos de opción a hablar de esta cuestión.

Actualmente el diagnóstico de las posibles lesiones del interior de los vasos sanguíneos se realiza únicamente por medio de arteriografías coronarias (radiografías, con contraste, del interior de los vasos sanguíneos que riegan el corazón), lo que la gente popularmente conoce como cateterismos, por ser éste el procedimiento intervencionista necesario para poder acceder al interior de los vasos.

En el cateterismo se introduce un catéter (un tubito) por una arteria hasta llegar al corazón y al interior de las arterias coronarias, y se puede observar por rayos X, inyectando contraste radiológico, si éstas tienen algún tipo de obstrucción o no.

Existen pruebas de imagen como la ecografía y ecocardiografía Doppler que pueden dar información sobre el interior de las cavidades cardiacas y el flujo arterial y venoso de vasos de gran calibre, pero no son útiles para el estudio de las coronarias.

Otros métodos diagnósticos como el TAC y la resonancia magnética pueden ser muy útiles, pero aún no se utilizan ampliamente en los servicios de radiología para el screening (diagnóstico preventivo) y diagnóstico en fase aguda de las lesiones coronarias u otros vasos sanguíneos.

A este tipo de medios diagnósticos perfeccionados, alternativos a la arteriografía coronaria, se les denomina métodos de coronariografía no invasiva, porque no requieren de cateterismos para obtener imágenes de la suficiente calidad como para poder establecer diagnósticos certeros.

El TAC capaz de hacer estudio coronario de alta definición en tres dimensiones se denomina TAC helicoidal de DMD (técnica de multidetectores). Insisto en que este método diagnóstico que es tan novedoso no está muy implantado pero es previsible que en los próximos años se vaya extendiendo en los principales servicios de radiología de los hospitales públicos y centros privados de nuestro país.

Con este tipo de medios diagnósticos se podrán hacer estudios coronarios muy rápidos y fiables, sin necesidad de someter al paciente a un cateterismo, lo que permitirá prevenir las trombosis coronarias y otras enfermedades cardiacas y vasculares.

Sin embargo me temo que seguirá siendo necesario, por el momento, someter al paciente a cateterismo cardiaco por necesidades terapéuticas cuando esto sea imprescindible, por ejemplo para repermeabilizar una arteria y/o colocar un stent (dispositivo que impide que la arteria se vuelva a cerrar).

El cateterismo intervencionista, y en caso necesario la cirugía cardiaca y vascular, seguirán siendo muy necesarios para tratar a las personas de este tipo de enfermedades cardiovasculares, que a tantos pacientes afectan.

Cordialmente,
Dr. Alfonso J. Santiago Marí.


¿Le ha parecido interesante?

2 votos, media: 4.50 sobre 5

Comparta en Redes Sociales