Cáncer de próstata y edad

Pregunta

Tengo un adenocarcinoma de próstata localizado, Gleason 3+3 y PSA 8,12; TAC y gammagrafía ósea normales. Nos dieron a elegir entre prostatectomía radical o radioterapia. ¿Qué es más aconsejable? ¿Sería un riesgo la operación con el enfisema? Por otra parte me preocupa que con radioterapia no quede bien eliminado el tumor.

Respuesta

El cáncer de próstata en fase temprana o precoz, es decir, confinado en el órgano y que todavía no se ha extendido fuera del mismo, es una enfermedad que potencialmente se puede curar en la mayoría de los hombres.

Es fundamental en estos casos establecer un estadiaje clínico correcto, es decir, la fase clínica en el que se encuentra la enfermedad, para asegurar que los hombres que se enfrentan a los riesgos asociados con el tratamiento local definitivo tengan una oportunidad razonable de curarse.

En el manejo inicial de este problema de salud, los tres tratamientos estándar que actualmente se utilizan son:
la prostatectomía radical;
la radioterapia (bien externa, bien mediante braquiteraquia o colocación de una "semilla" radiactiva en el interior de la próstata, bien ambas) y
la vigilancia activa.
Datos recientes de sociedades científicas prestigiosas nos indican que no existen pruebas concluyentes para recomendar una de ellas sobre las otras, de ahí las dudas que se les plantean a los urólogos y la intención de involucrar al paciente en la elección de una técnica u otra.

Se recomienda que todos los hombres con esta enfermedad sean informados de la existencia de las tres estrategias de tratamiento, de los beneficios y los riesgos o daños esperados de cada una de ellas.

También se recomienda que para los pacientes con este tipo de tumor localizado, de alto riesgo, se aplique tratamiento definitivo mejor que vigilancia activa. Para los pacientes de bajo riesgo, cualquiera de las tres estrategias es adecuada. La elección para un paciente individual requiere tomar en consideración los beneficios y riesgos asociados con cada estrategia, y tener en cuenta las preferencias individuales del paciente.

La decisión entre radioterapia y cirugía es un asunto fundamentalmente de preferencia del paciente ya que, globalmente consideradas, los datos sugieren que ambas ofrecen resultados equiparables, al menos en los primeros 10 años tras el tratamiento.

Tras todo lo expuesto y teniendo en cuenta ahora su edad [71] y sus antecedentes personales concretos, que nos consulta y puestos a mojarse, yo le aconsejaría la radioterapia, sin duda, fundamentalmente por el elevado riesgo quirúrgico que presenta debido a su enfermedad respiratoria de base y sus otros antecedentes.

La vigilancia activa sería una alternativa razonable, por cuanto este tumor crece muy despacio y "no mata" a corto plazo. En cualquier caso, la decisión última corresponde a usted una vez analizada la situación serenamente y con toda la información en la mano.

Cordialmente,
Dr. Salvador Pertusa Martínez.


¿Le ha parecido interesante?

Comparta en Redes Sociales