Aumento de ferritina

Pregunta

En mis últimos análisis me dio todo normal, pero la ferritina está en 485 cuando lo máximo recomendable es de 300. Quisiera saber si tengo que seguir algún tratamiento y si esto es el reflejo de alguna enfermedad. El médico de cabecera dice que no me preocupe, que eso puede estar ahí un par de años y no pasa nada, pero yo no estoy tranquilo.

Respuesta

El dato que usted comenta de tener una ferritina elevada en sangre no es tan anecdótico como se pudiera pensar. Un porcentaje considerable de personas pueden tener como hallazgo en sus análisis de sangre este incremento, y cuando el médico lo encuentra está obligado a darle siempre una explicación.

La ferritina es una proteína cuya principal función es vincular hierro para su depósito en el hígado y en el bazo. El hierro es un elemento imprescindible para la síntesis de la principal proteína que se encuentra en los glóbulos rojos que es la hemoglobina, pero también para otras proteínas del organismo que participan en el metabolismo energético.

El hierro, por otro lado, es un metal que se elimina en muy poca cantidad por el organismo, en muy escasa cantidad por la sudación y en mayor cantidad por la menstruación en la mujer fértil. Por ello, se tiende a perder en las mujeres con menstruaciones abundantes (produciéndose riesgo de anemia ferropénica) y también se tiende a acumular con facilidad cuando se realiza un consumo excesivo del mismo o cuando se produce un mal manejo de dicho elemento por el organismo.

La ferritina, por tanto, suele estar elevada cuando hay exceso de hierro, siendo el indicador analítico de mejor correlación con los niveles férricos del organismo.

Sin embargo, esta proteína puede hallarse elevada en otras circunstancias, como la inflamación crónica u otras enfermedades de afectación general del organismo, por ser un reactante de fase aguda, es decir, una proteína de la sangre que tiende a elevarse cuando hay infecciones o inflamaciones.

Por ello, ante una ferritina elevada hay que descartar primero que se trate de un proceso inflamatorio principalmente, o por exceso de consumo suplementario (consumo de hierro en forma de medicina); pero una vez clarificado esto el siguiente paso es confirmar o descartar la posibilidad de que se tenga riesgo de padecer una hemocromatosis (enfermedad por depósito de hierro que acaba, al cabo de los años, afectando al corazón y al hígado principalmente) y para eso se suele practicar un test genético específico que detecta a los portadores de uno o ambos genes propios de la enfermedad.

Mi consejo es que le comente esto a su médico para ver si considera oportuno realizarle dicho test genético y salir así de dudas.

Cordialmente,
Dr. Alfonso J. Santiago Marí.


¿Le ha parecido interesante?

56 votos, media: 4.27 sobre 5

Comparta en Redes Sociales