Aspirina y hemorragia rectal

Pregunta

Me recetaron Bioplak. A la 2ª pastilla, comencé a tener fuertes hemorragias por el ano. Tras una rectoscopia, no me han detectado nada anómalo y hasta los divertículos que padezco desde hace 18 años no se apreciaban bien y hace casi 2 años que ni me molestaban. Me gustaría saber si el bioplak (acido acetil salicílico) puede haberme provocado las hemorragias, que he sufrido durante 2 dias.

Respuesta

El que le recetaran el medicamento que usted cita, que contiene ácido acetil-salicílico se hizo probablemente con el criterio de prescribirle un tratamiento preventivo cardiovascular, en una persona hipertensa como usted que tuvo mareos inexplicados, con objeto de reducir el riesgo de posibles episodios de microtrombosis arterial cerebral.

No se trata de un medicamento que se prescriba para la hipertensión en sí, sino para prevenir los efectos perjudiciales de la misma sobre las arterias del corazón, el cerebro, etc. en pacientes de riesgo.

Sin embargo la aspirina es un medicamento que tiene sus riesgos y uno de ellos es precisamente la posibilidad de favorecer lesiones agudas sangrantes en la mucosa gástrica o incluso una úlcera como tal, pudiendo provocar por ello hemorragias del tubo digestivo superior que pueden ser, en ocasiones, graves.

El que la aspirina pueda provocar hemorragias del tracto digestivo inferior (última porción de intestino delgado, colon o recto), aunque se ha descrito eventualmente, es mucho menos frecuente y, si sucede, suele estar relacionado con variaciones anatómicas igualmente poco frecuentes, como el divertículo de Meckel u otras en las que puede haber tejido de mucosa gástrica en zonas distales del tubo digestivo; es decir, en zonas próximas al ano, como son el íleon (última porción del intestino delgado) o el colon, el cual puede también sangrar por efecto de la aspirina.

Por último cabe decir que la aspirina es un antiagregante, es decir, favorece una menor capacidad de la sangre para formar trombos que taponen roturas de vasos sanguíneos.

Por ello, las personas que están en tratamiento con aspirina, como con otros antiagregantes, si tienen alguna lesión sangrante en alguna parte de su cuerpo tardan más en taponar estas heridas y pueden perder más sangre con facilidad.

Usted padece diverticulosis y los divertículos (pequeños bolsillos que se forman en la mucosa intestinal) también pueden sufrir sangrados, los cuales a su vez serían potenciados por el efecto antiagregante de la aspirina.

Respecto a lo de si puedo aconsejarle qué pruebas sería interesante hacerle, debo decirle que esa pregunta debe hacérsela a su médico que es quien conoce de manera directa su caso y podrá aconsejarle lo más conveniente para usted.

Cordialmente,
Dr. Alfonso J. Santiago Marí.


¿Le ha parecido interesante?

7 votos, media: 4 sobre 5

Comparta en Redes Sociales