¿Asma respirando bien?

Pregunta

Dejé de fumar hace 8 años y tenía siempre tos con expectoración blanquecina. Fui al neumólogo y me dijo que tenía asma. Me mando Seretide (el de dosis más baja). Ya no toso hace mucho tiempo y quisiera saber si puedo dejar el aerosol (me lo doy mañana y noche).

Nunca me habían dicho que tenía asma y nunca he notado falta de aire o ahogo. Mi otra pregunta: cómo puedo tener asma si respiro y he respirado siempre divinamente.

Respuesta

No tengo claro que el diagnóstico de asma fuera correcto si no se hicieron las pruebas adecuadas. Una tos crónica puede ser un síntoma de diversos procesos respiratorios: en pacientes fumadores, la irritación crónica de las vías respiratorias por el humo inhalado es una causa frecuente de tos, pero necesitamos otros síntomas o signos para diagnosticar a un paciente de bronquitis crónica o enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), como una historia clínica compatible, una exploración física acorde y los datos de una espirometría o prueba funcional respiratoria, entre otros; otra causa frecuente de tos crónica, en efecto, sería el asma bronquial, enfermedad respiratoria que cursa habitualmente con tos, pitos o ruidos en el pecho (sibilancias) y fatiga o disnea, además de los datos de la exploración física y la espirometría compatibles o coherentes con este diagnóstico. Una de las causas frecuentes de asma bronquial es la alergia a diferentes sustancias (pólenes, ácaros del polvo doméstico, alérgenos respiratorios del ambiente de trabajo, etc). Existen otras causas de tos crónica, por supuesto.

Existen varios tipos de asma bronquial que se clasifican según su duración (intermitente, persistente o crónico) y la causa desencadenante (alérgico, intrínseco) Puede leer sobre el asma en el artículo de referencia de nuestra Enciclopedia, aquí.

Una posibilidad que se me ocurre en su caso es que se trate de un asma intermitente, u ocasional, ahora perfectamente controlado con la medicación que toma (inhalador de corticoide y broncodilatador de larga duración, tratamiento de elección de este tipo de procesos), en cuyo caso se podría plantear la suspensión del tratamiento y comprobar la evolución del proceso. Pero siempre bajo control médico, por supuesto.

Si al suspender el tratamiento el paciente se encuentra bien, no tose ni se fatiga, es que realmente no lo necesitaba, al menos en ese momento. Si, por el contrario, empeoran sus síntomas respiratorios, debería volver a tomarlo.

Debería plantear este asunto a su médico de familia para control evolutivo y seguimiento.

Esperando haber podido ser de ayuda reciba un cordial saludo,

Dr. Salvador Pertusa Martínez


¿Le ha parecido interesante?

Comparta en Redes Sociales