Ansiedad generalizada

Pregunta

Soy un adulto de 40 años, deportista, de vida familiar satisfactoria, pero laboralmente voy a rachas. Me dedico a la enseñanza desde hace 17 años y aunque llevo varios años a gusto, creo que en resumen no estoy contento. De hecho hace ya 10 años empecé a estudiar Derecho por satisfacción y autoestima y, por qué no decirlo, por cambiar también de trabajo y me quedé en 4º curso, no la acabé por cansancio. Intenté retomarla, pero no podía con ello y mi ansiedad se incrementaba. En el fondo creo que lo que quería era cambiar de profesión. Esa interrupción en aquel momento fue una liberación, pero después fue una frustración que intenté superar con el deporte y mi afición a la bolsa. En 1995 empecé a sentir mareos tras descartar el origen físico se me diagnosticó fuerte ansiedad que yo achaqué al trabajo. Empecé a tomar Trankimazin, que me ha ido bien pero noto que la ansiedad está generalizada, ante gente en cualquier lugar y últimamente ante medios de comunicación, por lo que he optado por no ver TV, ni leer periódicos ni oír la radio. Creo ener alta sensibilidad por lo que las malas noticias me afectan mucho. Me he refugiado en el deporte, familia y mis hobbies: la bolsa, el cine… Aun así, hay temporadas en que me encuentro tristón, quizá a consecuencia de falta de contacto social, por insatisfacción personal. Mi pregunta es ¿qué estrategias y medidas debo llevar a cabo para 1, aumentar la autoestima y no avergonzarme de ser lo que soy; 2, vivir más relajado y despreocupado; 3, superar frustraciones personales; y 4, ser más sociable. Muchas gracias por sus consejos.

Respuesta

Nos relata en su pregunta una serie de problemas psicológicos que se le han presentado a lo largo de 10 años, y que en algunos aspectos están siendo tratados farmacológicamente.

Usted señala síntomas depresivos como “no estoy contento”, “alta sensibilidad”, “me afectan mucho las noticias”, “tristón”, así como “síntomas de ansiedad”, “mareos”, “reacciones ansiosas generalizadas”...

Sin poder contar con más información específica, sería aventurado hacer un diagnóstico específico de depresión o de trastorno de ansiedad, pero si usted informa que un médico le recetó Trankimazín (un fármaco específico para ansiedad), hay que considerar que dicho profesional, disponiendo de más información y conocimiento personal de usted, descartó la depresión. Pero no hay que olvidar que ciertos tipos de depresión cursan con síntomas ansiosos.

Según nos informa, el posible origen de su ansiedad se encuentra en su descontento labora y en la inseguridad en sí mismo, que le ha llevado a reaccionar de forma exagerada ante estímulos sociales impactantes. El aislarse de dichos estímulos, y aislarse socialmente, podría ser una opción de vida si no le generara insatisfacción, pero evidentemente es un método de evitación que a la larga empeora la visión que tiene de sí mismo.

Los procesos de evitación, al reducir la ansiedad de enfrentarse a situaciones o estímulos temidos, se refuerzan y consolidan en su vida, por esa sensación agradable de evitar la ansiedad, pero con el tiempo se generalizan a otras situaciones y estímulos. Además, terminan por crearle una sensación de inseguridad y vulnerabilidad permanente.

Los objetivos terapéuticos que pueden plantearse con usted son la reducción de la ansiedad generalizada, la mejora de su capacidad de relacionarse y adquirir estrategias para tomar decisiones, que previsiblemente traerán como consecuencia una mejora de la seguridad en usted mismo.

Dado que dichos objetivos pueden ser difíciles de conseguir por usted solo, y después de un curso temporal tan largo, puede ser interesante que le ayude al respecto un profesional de la psicología. La ansiedad generalizada, y las fobias específicas a estímulos, son actualmente tratadas psicológicamente a través del aprendizaje de técnicas de relajación, y técnicas de exposición graduada a las situaciones evitadas, y que en su caso se podrían completar con estrategias para mejorar sus habilidades sociales y mejora en la capacidad para tomar decisiones.

Si bien los fármacos ansiolíticos (para reducir la ansiedad) pueden ayudarle puntualmente, no debe considerar que son la solución permanente a su problema. Además, la familia de fármacos a la que pertenece el que usted toma, genera tolerancia y dependencia, por lo que le animamos a iniciar una terapia psicológica.

Cordialmente,
Dr. José I. Baile Ayensa.


¿Le ha parecido interesante?

1 votos, media: 5 sobre 5

Comparta en Redes Sociales