A ella no le apetece

Pregunta

Tengo novia desde hace 4 años y siempre hemos tenido relaciones sexuales normales, pero desde hace unos meses mi novia no quiere tener relaciones sexuales conmigo. Le pregunto por qué y dice que se siente rara cuando tenemos sexo... pero que me sigue queriendo y que le gusto... ¿Qué puede ser?

Respuesta

Hay cierta información que usted no proporciona y que es muy importante para resolver adecuadamente la cuestión que nos plantea.

Como primera medida habría que confirmar que no hay ningún problema fisiológico que genere dolor a su pareja al tener relaciones sexuales; por otra parte, se debería aclarar si la negativa se refiere a un tipo de relación sexual (el coito, las caricias...) o si se refiere a cualquier contacto de carácter sexual; y por último, debería especificar el nivel de relación afectiva que mantienen ustedes en este momento.

Cuando una persona rechaza al contacto sexual, pudiendo tenerlo, decimos que presenta una afectación de 'deseo sexual inhibido', que en pocas ocasiones tiene un origen orgánico y que en la mayoría de las veces se refiere a cuestiones del ámbito psicológico.

Si ustedes han mantenido relaciones sexuales normales y satisfactorias durante varios años, su pareja no ha tenido últimamente una experiencia estresante de tipo sexual, y sin embargo presenta actualmente deseo sexual inhibido, es probable que se deba a la traslación al ámbito sexual de algún otro problema de la pareja o, lo que es muy común, a un problema de rutina en la relación sexual.

Para intentar resolver este problema podemos recomendarles tener en cuenta las siguientes cuestiones:

1. Descartar que el rechazo al contacto sexual se deba a dolor cuando mantienen relaciones sexuales. Si se produjera este dolor se debería realizar una consulta ginecológica.

2. Descartar que el rechazo no es la respuesta a una experiencia traumática reciente de carácter sexual.

3. Considerar si su pareja rechaza el contacto sexual con usted porque en las últimas ocasiones hubo algo que le desagradó especialmente.

4. Favorecer la comunicación entre la pareja. Sólo desde el diálogo puede determinarse si el origen del rechazo se debe a la rutina-aburrimiento en las relaciones sexuales, a una pérdida de interés por la relación en su conjunto o a otras posibles causas.

La sexualidad, y más si existe discrepancia entre los miembros, no debe ser un tema tabú entre la pareja. En uno de los miembros de la pareja puede haber miedos, deseos, dudas, insatisfacciones, etc., que si no son habladas puede entorpecer el contacto sexual.

Conviene analizar la rutina-aburrimiento como posible causa. Suele presentarse en las parejas que mantienen durante largo tiempo las relaciones sexuales de la misma forma: quién las inicia, dónde se realizan, cuándo, con qué frecuencia, con qué posturas... Si existe monotonía, puede ser el origen de la inhibición del deseo sexual, y la solución estará en la imaginación y la complicidad. Sobre este tema existen numerosos libros que les pueden ayudar con sus propuestas.

Si la comunicación en este tema resulta imposible, y existe un verdadero interés en resolver este aspecto de la relación, puede solicitarse la ayuda de un profesional de la psicología con objeto de realizar una terapia de pareja, que les ayude a analizar detalladamente por qué está ocurriendo esta deficiencia y les guíe en la solución.

En nuestra sección ‘Sexualidad’, en el enlace:

http://www.netdoctor.es/plantillas/centros2.jsp?maidFolder=105

podrá igualmente encontrar artículos que pueden resultar de ayuda en la mejora de las relaciones de pareja.

Cordialmente,
Dr. José I. Baile Ayensa.


¿Le ha parecido interesante?

10 votos, media: 4.10 sobre 5

Comparta en Redes Sociales