Tratamiento del mioma

Pregunta

Hace 5 ó 6 meses, más o menos, el ginecólogo me dijo en una revisión que tenía un fibroma o mioma de 13 mm; él no le dio importancia. Sin embargo yo he buscado información en los libros que tengo por casa y he leído que la única manera de extirparlo es mediante una histerectomía, y eso me asusta muchísimo. 


También he leido que cuando una mujer está sometida a un tratamiento de fecundidad hay más posibilidades de que estos miomas crezcan, y que mientras la mujer menstrua el mioma también pueden crecer. 

Por favor me gustaría que me aclararan cuál es la evolución que puede tener un fibroma, si hay alguna manera de detener el crecimiento y si cuando termine con el tratamiento de fecundidad esta evolución será más lenta. Muchas gracias.

Respuesta

Estimada usuaria, gracias por su confianza en NetDoctor al formularnos su consulta. 


Sus preguntas, todas ellas relacionadas, tienen un gran interés. Los miomas o fibromas son un problema que afecta hasta un tercio de todas las mujeres. Consisten en unas formaciones benignas localizadas en el útero y que disponen de receptores hormonales, por lo que aumentan de tamaño durante la etapa reproductora de la mujer, disminuyendo tras la menopausia. 

Por ello tiene razón cuando comenta que con los tratamientos hormonales, o durante la menstruación, puede aumentar su crecimiento. Pero también pueden pasar inadvertidos si no presentan síntomas, o hasta que se realiza una exploración ginecológica por cualquier motivo. 

Cuando presentan síntomas, estos consisten sobre todo en hemorragias, dolor más o menos importante, molestias de tipo urinario o intestinal, e incluso infertilidad. No suelen interferir con la evolución del embarazo, pero pueden complicarlo según su tamaño y su localización, haciendo necesaria incluso una cesárea. Cuando los miomas son asintomáticos no necesitan tratamiento. 

Ahora bien, según la sintomatología, la evolución y el tamaño, se llega a considerar un tratamiento hormonal específico para intentar detener el crecimiento y las molestias, pero ésta es una solución limitada. 

En algunos casos los posibles efectos adversos del tratamiento son incluso superiores a las molestias que se puedan tener. Por ello se considera la histerectomía como solución definitiva, al extraer quirúrgicamente el útero y, con éste, el mioma o miomas. 

Este tipo de intervención se reserva para miomas de crecimiento rápido, con fuertes hemorragias y dolor persistente. También puede practicarse en casos concretos la miomectomía, extirpando sólo el mioma, pero sus indicaciones son más limitadas pues sobre todo se aplica en casos de mioma único y, según su tamaño, en casos de dos o tres miomas muy pequeños. 

Las secuelas de la miomectomía pueden ser importantes al producir ciertas retracciones en la pared del útero, órgano que no se restablece con toda normalidad. La diferencia entre una y otra intervención estriba en la decisión de la paciente de querer o no concebir. 

Y respondiendo a su pregunta: como seguramente usted mantiene revisiones ginecológicas frecuentes debido al tratamiento de estimulación ovárica para la fertilidad que nos indica que sigue, con unos controles periódicos se conocerá la evolución del mioma, si crece o no, evaluando en su conjunto los síntomas que tenga. 

Desde luego, es posible que su crecimiento sea más lento al terminar el tratamiento e incluso es posible su reducción.

Cordialmente,
Dr. Sergio García Vicente


¿Le ha parecido interesante?

6 votos, media: 4.50 sobre 5

Comparta en Redes Sociales