Tos y dolor de garganta persistentes

Pregunta

Llevo 3 meses con tos y dolor de garganta. Primero apareció la tos y a los pocos días el dolor de garganta. La tos se va intensificando hasta que acaba con bronquitis o amigdalitis que precisa antibióticos. Llevo 2 bronquitis y 1 amigdalitis en estos 3 meses. La tos es especialmente fuerte por la noche, cuando tengo ataques de tos que me impiden hablar o incluso me han llegado a provocar el vómito. 

El médico ha recetado jarabe de codeína y pastillas con cortisona para el dolor de garganta y la tos, ventolin y antibióticos para la amigdalitis, pero solo conseguimos aliviar los síntomas unos días y vuelven a aparecer. 

Estoy realmente preocupado ya que me duele mucho el pecho de tanto toser, me duele la garganta al tragar y apenas puedo hacer vida normal durante el día y por la noche es un infierno, no puedo dormir y los ataques de tos son insoportables. ¿A qué puede ser debido? ¿A qué especialista debo recurrir?

Respuesta

No me parece normal su caso. No nos informa de sus antecedentes personales patológicos (enfermedades, tratamientos previos, hábitos, trabajo, consumo de alcohol o tabaco, etc.), aspectos que me parecen muy importantes para elaborar su historia clínica e intentar comprender su estado actual.

Yo aconsejaría investigar un poco más las posibles causas subyacentes, realizando una anamnesis o interrogatorio más detallado (centrándose en el área respiratoria y descartando procesos causantes de tos crónica como alergias, enfermedades respiratorias, tabaquismo, asma bronquial u otros como reflujo gastroesofágico) y solicitando por ejemplo un análisis de sangre para conocer el estado inmunitario o de defensas y, si fueran adecuadas, una Rx de tórax, un electrocardiograma o una espirometría, entre otras posibles pruebas.

Las alteraciones de las defensas de una persona propician la aparición de infecciones de repetición, tanto víricas como bacterianas. Otros estados como diabetes mellitus u otras alteraciones metabólicas también pueden favorecer las infecciones. En definitiva, sería adecuado a mi juicio volver a consultar a su médico de familia para que valore el caso y la situación y emprenda las acciones que considere más adecuadas. En ocasiones, una consulta con los especialistas otorrinolaringólogo o neumólogo podría estar justificada, siempre a criterio de su médico de familia y en función de los hallazgos de la historia clínica, la exploración física y las pruebas complementarias iniciales (análisis de sangre, radiografía de tórax u otras).

Esperando haber podido ser de ayuda reciba un cordial saludo,

Dr. Salvador Pertusa Martínez


¿Le ha parecido interesante?

5 votos, media: 4.40 sobre 5

Comparta en Redes Sociales