Me diagnosticaron liquen ruber plano

Pregunta

En el año 1995 me diagnosticaron con liquen ruber plano, me indicaron tomar valium de 5mg e hidratar la piel. Esta dolencia duró aproximadamente 2 años, de las cuales sólo quedaron manchas oscuras en la piel. En el año 2003 volvió a aparecer, sobre todo en brazos y piernas. Esta vez duró hasta el año 2006. Actualmente tengo manchas oscuras en las piernas y brazos y todos los dermatólogos a los que he consultado sólo me indican que hidrate la piel. Yo quisiera que se desaparecieran las manchas de la piel, porque el aspecto es muy desagradable. Gracias por su atención.

Respuesta

El liquen ruber plano es una afección inflamatoria de la piel de causa desconocida, relativamente frecuente. Se caracteriza por la aparición de pequeñas elevaciones de la piel, que producen intenso picor. También se pueden afectar las mucosas oral o genital y los anejos (pelo y uñas). La evolución es crónica y recidivante. Se presenta a cualquier edad, pero su mayor incidencia se sitúa entre los 30 y los 60 años, afectando a ambos sexos por igual.

La lesión característica es una pápula (pequeña elevación sobre la piel), poligonal, de color rosado a violáceo, de pequeño tamaño, no mayor de 6-8 milímetros, que brilla con los cambios de luz. En su evolución tiende a hiperpigmentarse (como es su caso), adoptando una coloración marronácea o ceniza que tiende a desaparecer a lo largo de meses o años, sin dejar cicatriz. La erupción suele distribuirse de forma bilateral simétrica, siendo las localizaciones preferentes las zonas de flexión de las muñecas y antebrazos, la región lumbosacra, los flancos del abdomen, las manos y los pies. Con frecuencia se afectan también el cuero cabelludo, las uñas y las mucosas.

La evolución del liquen ruber plano es imprevisible. Existen formas de rápida instauración, generalizadas, con una evolución crónica, y acompañadas de intenso picor. Otras evolucionan de forma muy lenta y progresiva, sin picor, apareciendo lesiones nuevas, al mismo tiempo que otras regresan espontáneamente. Suelen dejar hiperpigmentación residual temporal, de forma mucho más evidente en personas de piel morena. Entre ambas formas existen múltiples posibilidades.

Respecto al tratamiento, los antihistamínicos y los psicofármacos son de gran utilidad para disminuir el picor y el componente emocional que, con mucha frecuencia se asocia a esta enfermedad. Localmente son útiles los corticoides potentes en cremas o pomadas.

En su caso en concreto, parece que en estos momentos no tiene lesiones activas y que lo que presenta son las manchas de hiperpigmentación residual. Debe saber que en la mayor parte de los casos estas manchas desaparecen totalmente con el tiempo (meses o años) de manera espontánea. Podría ayudar a acelerar su desaparición el uso de cremas hidratantes, cremas protectoras frente al sol cuando se exponga a él y cremas despigmentantes.

En cualquier caso, nuestra recomendación es que acuda a su dermatólogo, que es el especialista que mejor conoce esta enfermedad y el que le recomendará el tratamiento más adecuado.

Cordialmente,
Dr. Daniel Candelas Prieto.


¿Le ha parecido interesante?

Comparta en Redes Sociales