Linfadenitis inespecífica

Pregunta

Me operaron del cuello, me hicieron una biopsia de ganglio linfático y vaso linfático submandibular, así como de glándula submandibular. Tras la operación salí con una parálisis facial debido a una lesión muy severa del nervio facial. He estado unos 10 meses con rehabilitación ya casi he recuperado por completo la movilidad de la cara. Pero eso no es lo que preocupa ahora.

Hace unos seis meses ya, me noté otro bulto igual pero en vez de en el lado derecho del que fui operada, pues en el lado izquierdo, pero igual, en la zona submandibular. Es mucho más grande que desde cuando me lo noté. No es ni ha sido doloroso, simplemente toco el violín y un día noté que al colocármelo me presionaba algo, y al tocarme noté un bulto, que lógicamente es un ganglio. 

En el hospital de donde vivo tardan muchísimo en mandarte pruebas y especialistas, llevo seis meses y por ahora solo me han mandado un análisis en la cual me salió baja la hemoglobina (11,4 y los valores de referencia son 12,00 a 16,00) los triglicéridos (43 siendo los valores de referencia (50-220) y la ferritina (<12,0 siendo los valores 13,0-150 y la transferrina (12,0 siendo los valores de referencia 20,0-50,0). Además de la vitamina B12 muy, muy alta, 959 siendo los valores de referencia 191-663. De la hemoglobina también tengo bajas la hemoglobina corpuscular media y la concentración de hemoglobina corpuscular media. 

La doctora me mandó únicamente hierro para la anemia. El bulto del cuello está más grande, la cuestión es que la biopsia del año pasado dio en el informe de patología: linfadenitis inespecífica. 

Pero ¿al salir otro bulto puede significar que hay algo que no se está viendo? ¿A qué puede deberse? 

Respuesta

Con ese diagnóstico inicial de linfadenitis inespecífica, es decir, aumento del tamaño de los ganglios linfáticos por inflamación sin causa clara, yo me quedaría bastante tranquila y, desde luego, con esa complicación sufrida (parálisis facial) no aceptaría nueva biopsia del nuevo bulto.

Lo más probable es que se trate de un nuevo ganglio inflamado y aumentado de tamaño, problema bastante frecuente en relación con infecciones del área otorrinolaringológica: garganta, boca, nariz y oídos, ya que los procesos habitualmente infecciosos o inflamatorios que afectan a esas zonas (faringitis, amigdalitis, sinusitis, otitis, procesos de la boca, etc.) suelen drenar su linfa a través de los ganglios de las cadenas ganglionares latero-cervicales del cuello.

Muchos de esos bultos desaparecen espontáneamente pasadas semanas o meses y no hace falta hacer nada en especial; como mucho, a veces prescribimos tratamiento antiinflamatorio si molestan o duelen.

En mi opinión sólo debería preocuparse, y probablemente sus médicos deberían investigar, si los ganglios aumentados de tamaño se extendieran por otras áreas del cuerpo (ingles, axilas, otras partes del cuello, etc.) lo que podría suponer un trastorno ganglionar de algún tipo.

En cuanto al tema de la anemia por falta de hierro, pienso se trata de un hallazgo casual, muy habitual en mujeres jóvenes que tienen reglas abundantes que, a largo plazo, determinan esa falta de hierro. El tratamiento es a base de pastillas de hierro, como le han propuesto, con lo que el problema se soluciona en pocos meses.

Mi consejo es que siga las recomendaciones de su médico de familia que la orientará en sus enfermedades, con los comentarios que he hecho anteriormente, si le parecen razonables.

Esperando haber podido ser de ayuda reciba un cordial saludo,

Dr. Salvador Pertusa Martínez


¿Le ha parecido interesante?

1 votos, media: 5 sobre 5

Comparta en Redes Sociales