Legrado por feto muerto

Pregunta

El lunes 4 de agosto me practicaron un legrado de emergencia, ya que tenía huevo muerto retenido con apariencia gestacional de 5 semanas de embarazo, sin latido ni movimientos. El mismo lunes 4 me dieron de alta al no haber sangrado mayor durante 8 horas después del procedimiento. No recetaron medicamento alguno. 

De martes a viernes mi sangrado fue como de "carne lavada" muy ligero, y en ocasiones incluso marrón. El sábado y domingo expulsé algunos coágulos grandes, sin fiebre, sin dolor de cabeza, solo coágulos y un cólico ocasional. 

Sin embargo el lunes 11 estoy muy inflamada. Ayer fui a mi consulta de revisión, una semana después del legrado y me dicen que el útero está muy inflamado. Durante el legrado pedí la colocación de DIU, pero me dice mi médico familiar que hay que esperar un mes para ver si hay rechazo. Yo sigo muy inflamada, y apenas ayer me dieron medicamentos (paracetamol, butilhioscina y ampicilina) para poder aliviar la inflamación y prevenir una infección. No hay flujo extraño ni olor, ni ardor. ¿Qué riesgo representa? Quiero embarazarme el año que viene, en marzo-abril. ¿Qué medidas preventivas debo tomar para mi siguiente embarazo?

Respuesta

En principio, los síntomas que comenta son los propios de una situación clínica inmediatamente posterior a un aborto y legrado. La revisión ginecológica practicada entiendo es normal y el tratamiento propuesto (analgésicos, antiespasmódicos y un antibiótico de amplio espectro administrado con carácter preventivo) me parece adecuado. Por tanto, sólo resta esperar y ver la evolución clínica del proceso.

En cuanto a un tratamiento anticonceptivo como la colocación de un DIU a mí también me parece muy prematuro plantearlo ahora, ya que necesitamos un poco de tiempo para que la situación del útero vuelva a la normalidad. A partir de aproximadamente un mes del legrado o cuando se restablezcan las reglas sería adecuado, a mi juicio, plantear su colocación.

En cualquier caso, si desea volver a quedar embarazada al año que viene debe intentar realizar una vida general y sexual completamente normales ya que no existe, a priori, mayor riesgo de volver a tener un aborto por haber sufrido éste. Si la situación no fuera bien, habría que consultar con su ginecólogo.

Esperando haber podido ser de ayuda reciba un cordial saludo,

Dra. Ana Palacios Marqués


¿Le ha parecido interesante?

1 votos, media: 5 sobre 5

Contenido Relacionado

Comparta en Redes Sociales