Incienso y molestias

Pregunta

Desde hace una semana siento una pequeña molestia en el pulmón derecho, en la zona cercana a la tráquea. Esta molestia solo me ocurre cuando bebo líquidos, en concreto, cada vez que tomo un trago; no ocurre cuando respiro. 

Un hecho a destacar es que el día anterior al inicio de las molestias estuve durante 20-30 minutos muy cerca del humo de una barra de incienso en una habitación cerrada, y soy consciente de que respiré bastante tiempo de ese humo.

Al día siguiente comencé a sentir molestias en la zona pulmonar que fueron desapareciendo progresivamente, pero la molestia que menciono al principio continúa. He leído por Internet que el incienso contiene muchas sustancias tóxicas. ¿Tiene algo que ver? ¿Qué debería hacer para acabar con la molestia?

Respuesta

No veo relación aparente entre las molestias que comenta y la exposición al humo del incienso, sobre todo porque las molestias las sitúa, a mi juicio, en el aparato digestivo ("cuando trago") y, que yo sepa, el humo del incienso, aunque podría irritar las vías respiratorias, no creo que sea dañino o perjudicial para el pulmón. Si las molestias le aparecen cuando bebe un líquido, estaría hablando de la posible afectación del esófago (le llamamos disfagia para líquidos, en este caso). Yo creo que son dos problemas diferentes, no relacionados entre sí.

En cualquier caso, mi consejo es que consulte con su médico de familia para que valore esas molestias y le indique la actitud y el tratamiento a seguir.

Esperando haber podido ser de ayuda reciba un cordial saludo,

Dr. Salvador Pertusa Martínez


¿Le ha parecido interesante?

Comparta en Redes Sociales