Diabetes mellitus y otros

Pregunta

En 5 meses baje 12kg, me hicieron estudios y quedaron inconclusos de diabetes mellitus 1 y de una infección urinaria muy fuerte ya que había glucosa y proteína (más de 1gr al azar) me dieron de alta y tratamiento para la infección urinaria. Estoy embarazada y tengo pielonefritis. Todo mi embarazo tuve infecciones en el tracto urinario. Hace 6 meses que di a luz y sigo con dolencias de riñón, ahora mucho más fuertes. Tengo muchísima sed, también mucha hambre repentina y no siento saciedad tengo la boca seca y sigo con la pérdida de peso de 64 kg al final de mi embarazo ahora peso 48 kg y sigo bajando. Mi orina es oscura a veces naranja a veces amarillo-verdosa. 

Hace relativamente poco empezó otro síntoma siento un dolor agudo en la parte derecha de la espalda a la altura de las costillas va hacia el estómago y llega hasta el pecho me duele mucho y puede durar desde minutos hasta días cuando ocurre esto siento náuseas dolor de cabeza temperatura temblores y visión borrosa aparte de dolor al respirar, He tenido cambios hormonales, también sangrados repentinos dolores de ovarios sangrados marrones y punzadas fuertes. Mi análisis da sodio bajo, triglicéridos altos, azúcar con altibajos, presión baja, potasio alto, calcio bajo, pero no me dicen nada. 

Respuesta

Parecen síntomas muy profusos y confusos y me sorprende que mis colegas mexicanos no le hayan ofrecido un diagnostico claro. Yo deduzco varios asuntos:

1) Diabetes mellitus de tipo 1 o insulinodependiente, aunque no dice que se esté pinchando insulina, lo cual me deja un tanto desconcertado. Mi impresión, por los síntomas que comenta, es que podría tratarse de una diabetes insípida por déficit de la hormona antidiurética (ADH), trastorno endocrinológico caracterizado por un déficit en la producción de esa hormona hipofisaria y que se manifiesta con síntomas similares a los que expresa usted.

2) Una infección de las vías urinarias (pielonefritis) que no parece resuelta. En estos casos evaluamos esa posible infección con diversos análisis de sangre y orina y, si se confirma, la tratamos con antibióticos intravenosos hasta comprobar su curación. En ocasiones y si no se resuelve correctamente la infección, nos vemos obligados a estudiar las vías urinarias (ecografia, radiografias, urografia, cultivos de sangre y orina) para descartar la presencia de factores favorecedores (litiasis o piedras en el riñón, obstrucción renal, malformaciones u otros).

A mi juicio, y si no se recupera, debería consultar con sus médicos para que reevalúen el caso y alcancen un diagnostico definitivo.

Esperando haber podido ser de alguna ayuda reciba un cordial saludo,

Dr. Salvador Pertusa Martínez


¿Le ha parecido interesante?

Comparta en Redes Sociales