Análisis de sangre anómalo

Pregunta

Mi análisis de sangre es anormal, debido a que me dan altos los linfocitos y leucocitos. El diagnóstico es trombocitosis más leucocitosis. Me dijo el médico que fuera al médico de familia, que las defensas estaban muy altas y había que saber por qué, y estudiar si es por una bacteria, un tumor, etc...
 
Hasta la semana que viene no me ve mi médico de cabecera, pero me gustaría saber qué significa esto, si puede ser maligno y a qué puede ser debido, ya que yo no tengo ningún malestar, sólo de vez en cuando unas punzadas en los dedos gordos de los pies, pero me mandaron análisis hace dos años y todo estaba correcto.

También debo decirles que mi padre murió de leucemia.

Respuesta

Pueden ser muchas cosas, desde luego y necesitaría conocer las cifras exactas de los glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas para sugerir una orientación del caso. 


De todas formas, la afectación de 2 de las líneas celulares de la sangre (en este caso, los leucocitos o glóbulos blancos y las plaquetas) sugiere una afectación hematológica o trastorno de la sangre que deberá ser evaluado a fondo, habitualmente por un hematólogo o especialista de la sangre.

En estos casos, si el paciente no tiene síntoma alguno (se descartan posibles infecciones, fármacos u otros factores), habitualmente repetimos el análisis de sangre para confirmación diagnóstica, es decir, estar seguros de que la alteración existe y no se trata de un error o de lo que llamamos un falso positivo. Una vez confirmada la alteración y dependiendo del grado y afectación de la misma, habitualmente consultamos con un hematólogo para que estudie el proceso y descarte la posibilidad, en efecto, de algún tumor de la sangre (leucemia, linfoma) o de otros órganos (hígado, bazo, médula ósea).

A menudo será necesaria la realización de diferentes análisis y pruebas de imagen, incluso de una biopsia de la médula ósea para estudiar las células progenitoras de los glóbulos blancos, glóbulos rojos y plaquetas y poder establecer un diagnóstico certero.

Nada más puedo decirle, sino que será su médico de familia quien indique los pasos y procedimientos a seguir.

Lamentando no haber podido ser de más ayuda reciba un cordial saludo,

Dr. Salvador Pertusa Martínez


¿Le ha parecido interesante?

Comparta en Redes Sociales