Los zumos de frutas industriales para niños contienen todo el azúcar del día… en una sola toma

Un zumo de fruta embotellado o en brik, de 200 mililitros, ése que muchos padres incluyen en la merienda de sus hijos, contiene todo el azúcar que el niño necesita en todo el día. O sea, 19 gramos, o cinco cucharaditas. En una única toma, lo que empeora las cosas.

"Muchas bebidas de fruta son excesivamente ricas en azúcares añadidos, como encontró este estudio. Y se anuncian como productos saludables, lo que desde luego confunde a los padres", lamentó el director del estudio, Dr. Simon Capewell, de la Universidad de Liverpool. Su equipo calculó los niveles de azúcares "libres" en los tamaños de 200 mililitros (o centímetros cúbicos) de 203 bebidas, zumos “100 por 100 naturales” y batidos de frutas dirigidos específicamente a los niños.

Los azúcares libres incluyen los añadidos a los productos (como la glucosa, la fructosa, la sacarosa y el azúcar de mesa), además de los azúcares que contienen de forma natural la miel, los jarabes, los zumos de fruta y los concentrados de zumo de fruta. Los azúcares naturales de las frutas y las verduras enteras no son azúcares libres.

Casi la mitad de los productos estudiados contenían al menos la ingesta diaria máxima recomendada completa de azúcar de un niño, los 19 gramos (cinco cucharaditas) citados, informan los investigadores en un comunicado de prensa de la Universidad.

"Lamentablemente, nuestra investigación muestra que hay un cierto nivel de engaño", señaló. "El contenido de azúcar de los zumos de fruta, incluyendo los zumos y los batidos de fruta naturales que se evaluaron, es inaceptablemente alto. Los batidos están entre las peores opciones".

¿La solución? Cuando sea posible, los padres deben dar a los niños fruta fresca en lugar de zumos industriales, planteó Capewell. Y si no hay alternativa fácil, elija zumos sin endulzar, dilúyalo con agua, sírvalo solo durante las comidas, y limite la cantidad a unos 150 ml al día, recomendaron los investigadores.

“Los fabricantes deberían dejar de añadir cantidades innecesarias de azúcar, y por tanto de calorías, a sus bebidas, zumos y batidos de fruta", concluyó Capewell.

El estudio aparece en la revista BMJ Open. Puede acceder a un resumen, en inglés, aquí.


¿Le ha parecido interesante?

3 votos, media: 5 sobre 5

Comparta en Redes Sociales