Embarazadas: una onza de chocolate al día ayuda también al bebé

No sólo mejora la función circulatoria del niño, sino que también reduce el riesgo de preeclampsia, esa temible subida de tensión en fases avanzadas del embarazo, potencialmente fatal.

Se les indicó a todas que comieran una onza de chocolate al día durante 12 semanas

"Nuestras observaciones sugieren que un consumo regular, moderado, de chocolate negro desde el primer trimestre del embarazo, podría conducir a una mejora en la función placentaria", dijo el autor del estudio, Dr. Emmanuel Bujold, de la Universidad de Laval en Quebec, Canadá.

Las conclusiones se presentaron el pasado jueves en la reunión anual de la Society for Maternal-Fetal Medicine, en Atlanta. Deben considerarse preliminares hasta que su publicación en una revista especializada.

Las 130 mujeres que participaron en el estudio estaban entre las semanas 11 y 14 del embarazo, y embarazadas de un único feto.

Se les indicó a todas que comieran una onza de chocolate al día durante 12 semanas. La mitad de las mujeres consumieron chocolate rico en flavonoides, y la otra mitad recibieron chocolate bajo en dichos compuestos. Los flavonoides son potentes antioxidantes presentes en diferentes cantidades en los chocolates amargos. Se efectuó un exhaustivo seguimiento a todas las participantes, hasta el momento de dar a luz.

Independientemente de qué tipo de chocolate consumieran (siempre negro), las mujeres se enfrentaron al mismo riesgo tanto de preeclampsia como de hipertensión. El peso de la placenta y el peso del bebé al nacer también fueron iguales en ambos grupos, hallaron los investigadores.

Pero el simple acto de consumir una pequeña cantidad de chocolate, sin importar su contenido de flavonoides, se asoció con mejoras notables en todas las medidas de circulación y velocidad sanguíneas, en comparación con la población en general, señalaron los investigadores.


¿Le ha parecido interesante?

2 votos, media: 5 sobre 5

Contenido Relacionado

Comparta en Redes Sociales