Tres cosas que alargan la vida

Además de una ocasión para relajarse, tumbarse un rato al sol (con cuidado, claro, de no abusar) puede alargar la vida, sugiere la nueva investigación. Y aún hay mejores noticias: además del sol, el vino tinto y el pescado azul quedan asociados a longevidad. Brindemos para celebrarlo.

La tensión –el estrés– y el cansancio de la vida diaria pueden alterar los genes asociados a la esperanza de vida. La nueva investigación muestra que ciertos componentes pueden influir, para bien, sobre los genes. Tres de ellos son los ácidos grasos Omega-3, presentes en el pescado azul (salmón, caballa, trucha, arenques, sardinas, anchoas, etc.), la vitamina D, que sintetiza el sol y el resveratrol del vino tinto.

Aunque esto parece una gran noticia para los adoradores del sol, los fans del vino tinto y los amantes del pescado azul, los científicos no pudieron explicar en qué medida y en qué forma exacta se produce el efecto descubierto. En la investigación, se puso de manifiesto que además del sol, del vino y de los Omega-3, algunos medicamentos como los antidiabéticos y compuestos similares a los estrógenos influyen positivamente en ciertos genes.

La investigación identificó cientos de genes que afectan al estrés y a la depresión, e identificó uno, llamado ANK3 –conocido por el papel que juega en trastornos psiquiátricos– que afecta también a la edad.

El estudio, publicado en la revista Molecular Psychiatry, también mostró que el antidepresivo mianserina aumentaba la esperanza de vida de los gusanos y se piensa que disminuye la actividad del ANK3.

“Buscábamos genes que actuaran como interfaces sobre el bienestar, el estrés y la longevidad, e identificamos series de ellos involucrados en trastornos generales del bienestar y del estrés, que parecen estarlo también en la longevidad. Las personas sujetas a trastornos graves de ese tipo, como los suicidas, habían sufrido cambios en esos genes que se asociarían a envejecimiento prematuro y a una reducida esperanza de vida”, dijo el Dr. Alexander Niculescu de la Universidad de Indiana, investigador a cargo del estudio.

El equipo cree que estos genes podrían dar pistas a la investigación sobre la edad biológica y nuevos medicamentos anti-envejecimiento.

Sol + vino tinto + pescado azul = Dieta Mediterránea

Muchos estudios muestran que la dieta mediterránea baja los riesgos de enfermedades cardíacas. Un análisis llevado a cabo sobre más de un millón y medio de adultos sanos así lo demostró, a la vez que encontraba menor mortalidad prematura entre los sujetos analizados. La dieta mediterránea también se asocia a menores incidencias de las enfermedades de Parkinson y Alzheimer.

Coma como… un español

  • Base su alimentación en fruta, verduras (hasta nueve porciones diarias), cereales integrales, legumbres, semillas y frutos secos
  • Utilice grasas como el aceite de oliva (en detrimento de otras como la mantequilla)
  • Elabore comidas sabrosas con hierbas y especias, pero con menos sal
  • Coma acompañado y tómese cierto tiempo para comer.
  • Beba vino tinto con moderación
  • Coma muy poca carne roja; coma pollo o pavo (también moderadamente) y pescados azules con regularidad.

¿Le ha parecido interesante?

40 votos, media: 4.23 sobre 5

Contenido Relacionado

Comparta en Redes Sociales