Trasplantes de pulmones de donantes fumadores

Según una investigación publicada en “The Lancet”, los pulmones procedentes de fumadores son válidos para el trasplante. Aunque el índice de supervivencia de los trasplantados con estos pulmones es menor que el índice de los que reciben un pulmón sano, el estudio muestra que es superior a la supervivencia de los pacientes en espera de trasplante. Dicho de otro modo, mejor uno de un fumador que sentarse a esperar uno sano.

Pulmones de un fumador

La polémica está servida por cuanto que las estadísticas de fallecimientos a tres años muestran que los receptores de pulmones de fumadores tienen una probabilidad de muerte un 46% mayor. Pero, comparando la supervivencia de la lista de espera con los trasplantados de fumadores, la probabilidad de supervivencia es un 21% mayor en estos últimos.

El estudio se basa en 2.181 pacientes del Reino Unido en espera de trasplante entre julio de 1999 y diciembre de 2010. En dicho periodo se llevaron a cabo 1.295 trasplantes, de los que el 40% aproximadamente procedían de donantes con antecedentes de tabaquismo.

¿Saber más?

Vea nuestra sección Neumología y encontrará artículos relacionados.

    El director del estudio, Robert Bonser, M.D., de la Universidad de Birmingham, afirma que rechazar pulmones procedentes de fumadores, que son el 40% de los disponibles para trasplantes, aumenta la mortalidad de la lista de espera. Los pacientes sobrevivirán más tiempo si aceptan pulmones de fallecidos fumadores.

    En España

    Actualmente, en España sí se trasplantan pulmones de donantes fumadores. Eso sí, además de las habituales, pasan una serie de pruebas definidas en un riguroso protocolo en las que se comprueba que no hay secreciones purulentas, ni signos de broncoaspirado. Tampoco debe mostrar nódulos, signos de edema o adherencias. Si todo es correcto, se procede al trasplante.

    .

    ¿Le ha parecido interesante?

    Comparta en Redes Sociales