Transgénicos: para la ciencia sí (parece que definitivamente)

Una importante revisión de los numerosos estudios llevados a cabo desde la aparición de los alimentos modificados genéticamente –vulgo transgénicos– concluye su total inocuidad, añadiendo que son indiferenciables de los naturales.

La investigación estuvo a cargo de la National Academies of Sciences, Engineering, and Medicine, y no encontró ‘ninguna prueba’ de que influyan de forma alguna en la salud, ni de que hayan causado cualquier tipo de problema medioambiental.

Con todo, existe un “inconveniente”, que puede ser un problema serio, y que consiste en que otras plantas, e insectos, están desarrollando resistencias a los herbicidas y plaguicidas usados en las plantaciones de transgénicos.

La revisión analizó más de 900 trabajos sobre este tipo de cultivos y se presentó en una rueda de prensa en Washington. A continuación enumeramos las conclusiones más importantes.

Más sobre transgénicos

En NetDooctor:

Los transgénicos

    • No hay ninguna prueba de que haya un efecto negativo en la salud humana. No se han encontrado diferencias entre los vegetales modificados y los naturales. Por el contrario, el uso de transgénicos conlleva menos pesticidas y por tanto resulta, al menos teóricamente, beneficioso para la salud.
    • Tampoco hay pruebas de que se hayan reducido las diversidades vegetal y entomológica en las plantaciones. Es inevitable que los genes de los transgénicos invadan los alrededores de los campos plantados, pero sin evidencia de que haya provocado ningún impacto en el medio ambiente.
    • El punto más preocupante está en que los insectos desarrollan resistencias e inmunidades a los pesticidas; lo mismo sucede con las “malas hierbas” que han desarrollado mayor resistencia a los herbicidas. El impacto de este pero está por evaluar.

    En Europa solo está permitido el cultivo de un transgénico para fines comerciales, el maíz MON810, de autorización caducada en 2008. La reevaluación y renovación de la autorización está teóricamente en proceso, pero puede llevar años, si es que llega.

    España es el país europeo que más transgénicos cultiva, con una estimación de más de 107.000 hectáreas de plantaciones de maíz en 2015, según el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.


    ¿Le ha parecido interesante?

    3 votos, media: 5 sobre 5

    Comparta en Redes Sociales