Tomamos el doble de sal de la recomendada

Según una nota de prensa de la Sociedad Española de Hipertensión, en España se consume el doble de sal de la cantidad máxima recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La principal fuente de sal no es la que se añade al plato en la mesa, sino la que añade a los alimentos en la cocina y, sobre todo, la que contienen los alimentos preparados, bien como sal pura o en forma de aditivos que la contienen.

Los adultos no deben ingerir más de 6 gramos diarios de sal

A tal efecto, es fundamental leer detenidamente la información nutricional que deben llevar adjunta.

Normalmente, en las etiquetas la sal viene indicada en gramos de sodio. Para hallar la equivalencia hay que multiplicar la cantidad de sodio por 2,5, o sea, que 2,5 gramos de sal contienen 1 gramo de sodio.

¿Cuánta sal?

La sal es fundamental para el cuerpo. Controla el nivel de líquidos, y actúa sobre la transmisión nerviosa. Pero tomada en demasía, los riñones son incapaces de eliminar el exceso, que pasa a la sangre y atrae el agua, provocando una mayor cantidad de sangre en circulación y elevando la presión sanguínea, o sea, la tensión.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), los adultos no deben ingerir más de 6 gramos diarios de sal, o 2,5 gramos de sodio: grosso modo, una cucharada de té. Los niños, en función de su edad:

  • De 1 a 3 años: 2 gramos de sal al día (0,8g de sodio)
  • De 4 a 6 años: 3g de sal al día (1,2g de sodio)
  • De 7 a 10 años: 5g de sal al día (2g de sodio)
.

¿Le ha parecido interesante?

Contenido Relacionado

Comparta en Redes Sociales