Casi todos tomaríamos medidas si nos detectaran riesgos genéticos de enfermedades

Los resultados de una encuesta en EE.UU. así lo aseguran

Según los datos recopilados, aun no estando enfermos, adoptaríamos las medidas a nuestro alcance para prevenir la enfermedad en cuestión.

Aún es pronto...

Se pidió a los encuestados que imaginaran que su genoma revelaba una situación de riesgo de enfermedad cardiaca, cáncer de colon o de enfermedad de Alzheimer. A cada participante se le asignó un nivel de riesgo de entre un 20 y un 80 por ciento.

Cuanto mayor era el nivel de riesgo, las personas afirmaban en mayor medida que harían lo necesario, como aprender más sobre la enfermedad, tomar medicamentos o intervenirse quirúrgicamente para reducir el riesgo, consultar a los familiares, poner sus finanzas en orden o participar en eventos comunitarios y políticos.

Influencia de la información genética

Los hallazgos muestran el impacto que la información genética puede tener en las personas, sobre todo en las que están sanas, anotaron los investigadores.

"Los sociólogos plantean que ahora tratamos al riesgo como si fuera una enfermedad, y estos resultados proporcionan una evidencia firme de esa afirmación", aseguró la Dra. Rene Almeling, profesora asistente de sociología de la Universidad de Yale, en un comunicado de prensa de la Universidad.

"Estudios como éste pueden ayudar a los profesionales de la salud a ofrecer la información genética con suficiente contexto como para asegurar que las personas tomen las decisiones que más les convengan", concluyó Almeling.

El estudio aparece en la edición de diciembre de la revista Journal of Health and Social Behavior.

El genoma humano

El 26 de junio de 2000, el National Human Genome Research Institute (Consorcio Internacional para la Secuenciación del Genoma Humano), NHGRI, anunció la producción de un borrador de la secuencia del genoma humano.

En abril de 2003, dicho consorcio anunció una versión esencial terminada de la secuencia del genoma humano.

Un manual de instrucciones

El NHGRI especifica: "Tener la secuencia esencial completa del genoma humano es similar a tener todas las páginas de un manual que se necesita para hacer el cuerpo humano. Ahora, el desafío para los investigadores y científicos es determinar la forma de leer el contenido de todas esas páginas, luego entender cómo trabajan todas las partes juntas y descubrir la base genética de la salud y la patología de las enfermedades humanas".

"Los análisis individualizados, basados en el genoma de cada persona, conducirán a una forma muy poderosa de medicina preventiva. Seremos capaces de aprender sobre los riesgos de enfermedades futuras en base al análisis del ADN. Médicos, enfermeras, consejeros genéticos y otros profesionales del cuidado de la salud podrán trabajar con las personas para concentrar los esfuerzos en las cosas que son más probables que mantengan la salud de un individuo en particular. Esto podría significar una dieta o un cambio en el estilo de vida, o podría significar vigilancia médica. Pero habrá un aspecto personalizado sobre lo que haremos para mantenernos sanos. Luego, a través de nuestra comprensión a nivel molecular sobre la forma en que aparecen cosas como la diabetes, las enfermedades cardíacas o la esquizofrenia, podremos ver toda una nueva generación de intervenciones, muchas de las cuales serán medicinas bastante más eficaces y precisas que aquellas que están disponibles hoy en día".

Pero… ¿para cuándo?

Siempre según el NHGRI, "es importante ser cuidadoso en cuanto a la creación de expectativas. La mayor parte de las nuevas medicinas basadas en el genoma completo aparecerán quizás en unos 10 a 15 años, aunque más de 350 productos biotécnicos - muchos basados en la investigación genética - se encuentran actualmente en ensayos clínicos, según la Organización de la Industria Biotecnológica. Por lo general toma más de una década para que una compañía realice la clase de estudios clínicos necesarios para obtener la aprobación de mercadeo de parte de la Administración de Alimentos y Medicinas".

"Los exámenes, sin embargo, llegarán más rápidamente, especialmente la capacidad de predecir los riesgos futuros de salud para un individuo, y la capacidad para implementar un método mejor en medicina preventiva. En la próxima década, también estaremos mejor capacitados para determinar las medicinas que funcionan mejor para los individuos, sobre la base de su composición genética".

.

¿Le ha parecido interesante?

Comparta en Redes Sociales