Televisión y actividad física

La obesidad infantil es un problema creciente en nuestras sociedades. Más de 150 millones de niños en el mundo tienen sobrepeso, y entre 30 y 45 millones son obesos.

Tener sobrepeso durante la infancia es un hecho preocupante porque es uno de los llamados factores de riesgo metabólico que incrementan las probabilidades de desarrollar diabetes, problemas del corazón o accidentes vasculares cerebrales en la etapa adulta. Otros factores de riesgo metabólico son la acumulación de grasa en el abdomen, los trastornos de las grasas en la sangre, la presión sanguínea elevada y problemas a la hora de manejar el azúcar y la insulina en la sangre.

En resumen

Según este estudio, ver la televisión (y jugar con el ordenador o consolas) y la actividad física deberían ser tratados como objetivos separados en los programas diseñados para revertir la obesidad y la epidemia de síndrome metabólico en los niños.

    Hasta hace bien poco, la obesidad y estos otros factores de riesgo metabólico sólo los veíamos en los adultos, pero actualmente son cada vez más frecuentes en los niños. Los cambios medioambientales y del comportamiento probablemente han contribuido al aumento del síndrome metabólico en los niños. Como grupo y en la actualidad, los niños tienden a ser menos activos físicamente y comen con mayor frecuencia porciones mayores de comidas más energéticas. Ver la televisión durante la infancia (y el uso y abuso de otros medios, como las videoconsolas y los ordenadores) también se ha asociado con un aumento en la obesidad y con una peor salud en la etapa adulta.

    Una teoría popular señala que ver la televisión puede afectar a la obesidad y otros factores de riesgo metabólico al desplazar y sustituir a la actividad física. En vez de jugar en la calle al salir del colegio, la teoría sugiere que los niños se sientan a ver la televisión. Sin embargo, no disponemos de muchas pruebas científicas que apoyen tal idea y los profesionales sanitarios necesitamos saber si ver la televisión y la actividad física están relacionados y cómo afectan a los factores de riesgo metabólico para mejorar la salud de los niños.

    En este estudio -Ver la televisión y la actividad física se asocian de forma independiente con el riesgo metabólico en niños. Estudio europeo del corazón juvenil- los investigadores examinaron la asociación entre ver la televisión, la actividad física y los factores de riesgo metabólico en niños europeos.

    Participaron casi 2.000 niños de dos grupos de edad (9 y 10 años y 15 y 16 años). Los investigadores midieron la altura, el peso y el índice de masa corporal de estos niños, estimaron su grasa corporal midiendo el grosor del pliegue cutáneo, midieron su presión arterial y examinaron sus niveles de glucosa, insulina y diferentes grasas en su sangre. Los niños completaron un cuestionario informatizado sobre el tiempo que pasaban frente al televisor y con qué frecuencia comían mientras veían la televisión. Su presión arterial fue medida con un aparato llamado acelerómetro que cada niño llevó durante 4 días.

    Los resultados mostraron que ver la televisión se asoció ligeramente con el riesgo metabólico considerado como grupo, es decir, la media de los distintos factores de riesgo metabólico individuales. Esta asociación se debió a la asociación entre ver la televisión y la obesidad, es decir, los niños que veían más televisión tendían a ser los niños más gruesos. Sin embargo, ver la televisión no se relacionó con la actividad física. Los niños más activos no eran necesariamente aquellos que veían menos televisión. Más importante aún, la actividad física se relacionó con todos los factores de riesgo individuales excepto con la obesidad y con los factores de riesgo agrupados. Estas asociaciones fueron independientes de la obesidad.

    Estos resultados sugieren que ver la televisión no daña la salud de los niños desplazando la actividad física, como popularmente se cree. El hallazgo de que la asociación entre ver la televisión y los factores de riesgo metabólico agrupados está mediada por la obesidad sugiere que dirigir las acciones sobre los comportamientos como comer mientras el niño ve la televisión podría ser una buena medida para mejorar la salud de los niños.

    Concluyen que estos resultados sugieren con fuerza que promover la actividad física es beneficioso en relación con los factores de riesgo metabólico pero no tanto en relación con la obesidad en la infancia. Ver la televisión y la actividad física deberían ser tratados como objetivos separados en los programas diseñados para revertir la obesidad y la epidemia de síndrome metabólico en los niños.

    Ya lo saben los niños: ¡más actividad física, tele con moderación y, sobre todo, no ganar peso en exceso!

    TV viewing and physical activity are independently associated with metabolic risk in children: The European Youth Heart Study. Ulf Ekelund, Soren Brage, Karsten Froberg, Maarike Harro, Sigmund A Andersen, Luis B Sardinha, Chris Riddoch, Lars Bo AndersenPloS Medicine2006; 3 (12): 2449-2457.
    .

    ¿Le ha parecido interesante?

    Comparta en Redes Sociales