Tabaco y diabetes

Hasta 10 millones de muertes en 2025

El tabaco constituye, actualmente, la principal causa evitable de muerte en todo el mundo. Cada año mueren cerca de 4 millones de personas debido al tabaco y se estima que fumar ocasiona casi una de cada diez muertes en todo el mundo. La importancia de este reto de salud pública no para de crecer y las estimaciones futuras sugieren que en el año 2025 podrían morir hasta 10 millones de personas por causas relacionadas con el tabaco.

Mano sujetando un cigarrillo

Todos los estudios asocian tabaco y diabetes

©NetDoctor-Justesen

La diabetes también aumenta

La prevalencia o casos de diabetes (azúcar en la sangre) tampoco deja de crecer y se estima que para ese año 2025 sufrirá un aumento considerable. Diversos estudios previos han evaluado la asociación entre el tabaco y la incidencia o nuevos casos de trastornos del azúcar en la sangre, sugiriendo que el tabaquismo activo podría estar asociado de forma independiente con los distintos trastornos del azúcar sanguíneo y la propia diabetes tipo 2. El tabaco podría ser, por tanto, un factor de riesgo modificable de diabetes tipo 2.

Los autores de este estudio realizaron una revisión sistemática y un meta-análisis (estudio de estudios) de estudios prospectivos que describieran la asociación entre el tabaquismo activo y la incidencia de diabetes u otras alteraciones del metabolismo del azúcar.

Todos los estudios muestran influencia entre tabaco y diabetes

Tras analizar cientos de estudios publicados en los últimos 40 años, finalmente seleccionaron 25 estudios que cumplían sus criterios de inclusión. De estos, todos excepto uno encontraron una asociación entre el tabaquismo activo y un aumento del riesgo de desarrollar diabetes. La población evaluada en los estudios incluidos en su revisión sistemática fue de más de 1.200.000 personas de las que más de 45.000 desarrollaron diabetes durante un período de seguimiento de 5 a 30 años.

Cuanto más se fuma, peor

Los resultados mostraron que el riesgo de desarrollar diabetes fue mayor en los grandes fumadores (más de un paquete diario) (61 %) que en los fumadores ligeros (29 %) y que en los ex fumadores (23 %), observando un fenómeno de dosis respuesta (es decir, a mayor número de cigarrillos mayor riesgo de diabetes). Las personas fumadoras tienen, por término medio, un 44 % más de riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 que las no fumadoras.

¿El tabaco provoca diabetes?

Los autores concluyen que la pregunta más importante no debería ser durante más tiempo si esta asociación entre tabaco y diabetes existe, sino si la asociación es causal, es decir, si el tabaco es la causa del desarrollo de diabetes.

Señalan, por último, que son necesarios nuevos estudios que incluyan medidas y ajustes detallados para evitar potenciales factores de confusión como la condición socioeconómica, la educación o el ejercicio y que evalúen si la asociación entre tabaco y diabetes es causal, como antes comentábamos. Recomiendan que esos estudios se centren en mecanismos causales reconocidos o factores mediadores como la obesidad, la falta de actividad física, los hábitos dietéticos o los niveles de estrés.

Active smoking and the risk of type 2 diabetes. A systematic review and meta-analysis. Carole Willi, Patrick Bodenmann, William A Ghali, Peter D Faris, Jacques Cornuz. JAMA 2007; 298 (22): 2654-2664.
.

¿Le ha parecido interesante?

Comparta en Redes Sociales