La soledad puede ser una cuestión genética

Las personas propensas a la soledad ya tienen a quién culpar. O a qué culpar: a sus genes, según un nuevo estudio.

En la investigación, del U.S. National Institute on Aging (Instituto Nacional sobre el Envejecimiento, EE. UU.), participaron 11.000 voluntarios de 50 o más años de edad. El USNIA estudia temas relacionados con la salud, la jubilación y el envejecimiento.

Se les formularon tres preguntas básicas: ¿Con qué frecuencia echa de menos compañía? ¿Con qué frecuencia se siente excluido? ¿Con qué frecuencia se siente aislado de los demás? Y a continuación se estudiaron los caracteres genéticos de cada individuo.

Artículo Relacionado
Soledad

Esa triste realidad de nuestra sociedad, que no hace sino crecer...

El equipo concluyó que entre un 14 y un 27 por ciento del origen de la tendencia a la soledad a lo largo de la vida puede deberse a la herencia.

"De dos personas con el mismo número de amigos y familiares cercanos, una podría considerar su estructura social como adecuada, pero la otra no", comentó en un comunicado de prensa de la Universidad de California en San Diego (UCSD) el autor del estudio, Dr. Abraham Palmer. "A esto nos referimos al hablar de 'predisposición genética a la soledad'", añadió.

El equipo de investigación también observó que el sentimiento de soledad tiende a ir de la mano con trastornos neuróticos crónicos y con la depresión.

Artículo Relacionado
La soledad, factor clave en las muertes prematuras de mayores

Puede aumentar en un 14% las posibilidades, asegura un nuevo estudio 

Publicidad

Pero los investigadores advirtieron que los hallazgos sugieren que la soledad crónica se ve más alimentada por el ambiente que por la naturaleza de la persona, dado que los genes solo parecen explicar alrededor de una cuarta parte, o menos, del sentimiento de soledad crónica.

Los investigadores estudian en este momento, como complemento de la investigación, publicada en la revista Neuropsychopharmacology, la posibilidad de determinar un predictor genético específico de la soledad crónica.


¿Le ha parecido interesante?

5 votos, media: 5 sobre 5

Contenido Relacionado

Comparta en Redes Sociales