¿Sirve de algo el cigarrillo electrónico?

Un grupo de expertos de los Estados Unidos concluyó que simplemente no hay suficiente información. No es posible aseverar que sirvan, o no, de ayuda para dejar de fumar.

De momento, la U.S. Preventive Services Task Force, (USPSTF o comisión de servicios preventivos en EE.UU.) recomienda la terapia conductual y los medicamentos de ayuda aprobados… con una excepción: las mujeres embarazadas. Para ellas, la comisión recomienda seguir exclusivamente las terapias conductuales.

Simplemente, no hay suficiente información para determinar su utilidad.

La comisión, constituida por un panel independiente de voluntarios, emite recomendaciones para la prevención de problemas médicos a través de estrategias como exámenes, terapias y fármacos.

Los médicos deben incrementar sus advertencias a los pacientes fumadores, y guiarles en lo posible en las estrategias disponibles para dejar el hábito. “Deben preguntarles si fuman, y proporcionar las terapias adecuadas para ayudar a los fumadores a dejarlo”, adujo el Dr. Francisco García, miembro de la comisión, en un comunicado. “Tenemos la suerte de contar con múltiples intervenciones que han mostrado ser efectivas”, dijo.

Según la USPSTF, se calcula que el 18 por ciento de los estadounidenses adultos son fumadores y el cigarrillo sigue siendo la principal causa prevenible de muerte, enfermedades y discapacidades en el país. Fumar causa 480.000 muertes prematuras al año, de acuerdo con la comisión, y es responsable de alrededor del 20 por ciento de las muertes.

En un estudio publicado en el Journal of American Medical Association, se asegura que en todo el mundo fuman 967 millones de personas.

Por nuestra parte...

NetDoctor ha desarrollado un programa de ayuda para dejar de fumar por ordenador. Con él, miles de personas en Inglaterra, Dinamarca y España han dejado de fumar.

¿Es fumador? Pruebe con StayQuit aquí. ¡Es completamente gratuito!

    En España

    Un informe del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, de 2006, asevera que en España fuma el 29,5% de los adultos de más de 16 años, con un 35,3% de hombres y un 23,8% de mujeres.

    Los cigarrillos electrónicos han supuesto un auténtico boom en todo el mundo, y algunos defensores del “vapeo” dicen que es una alternativa a los cigarrillos y puede servir como “puente” para dejar de fumar.

    Un experto coincidió: “Necesitamos más estudios para determinar los riesgos y beneficios potenciales de estos productos antes de recomendarlos a los pacientes como ayuda para dejar de fumar”.

    .

    ¿Le ha parecido interesante?

    Contenido Relacionado

    Comparta en Redes Sociales