Síndrome del túnel carpiano: ¿fisioterapia en lugar de cirugía?

El método conservador debería ser la primera opción, plantea una investigación.

El síndrome del túnel del carpo es una alteración neurológica debida a la compresión del llamado nervio mediano a su paso por la muñeca camino de la mano. Este nervio nace o se origina en la médula espinal cervical y viaja por el brazo para proporcionar fuerza y sensibilidad a los músculos del antebrazo y los dedos de la mano. Es un problema muy frecuente que afecta entre una y cinco personas de cada mil. Tiene mayor incidencia en mujeres entre los 30 y los 60 años y en trabajadores manuales como carniceros, músicos, etc.

Los síntomas por lo general comienzan gradualmente, con entumecimiento y debilidad en la mano y la muñeca.

La intervención quirúrgica, de la que hay muchas variantes, es el método habitual para tratarlo. Pero la fisioterapia podría funcionar igual de bien, según un estudio reciente.

Los investigadores encontraron que la fisioterapia, sobre todo la llamada terapia manual, mejoraba la función de la mano y de la muñeca y reducía el dolor de forma tan efectiva como la intervención quirúrgica.

Según la investigación, publicada en la revista Journal of Orthopaedic and Sports Physical Therapy, los pacientes de fisioterapia reportaron mejores resultados, tras un mes, que los que se sometieron a la intervención.

Artículo Relacionado
Síndrome del túnel carpiano

Es relativamente frecuente en personas que trabajan muchas horas ante el ordenador, o que hacen trabajos manuales repetitivos.

"Creemos que la fisioterapia debe ser la primera opción terapéutica para casi todos los pacientes con esta afección", planteó el autor líder del estudio, Dr. César Fernández de las Peñas, de la Universidad Rey Juan Carlos, en Alcorcón. "Si el tratamiento conservador fracasara, la cirugía sería la siguiente actuación", añadió. “Un beneficio adicional de la terapia respecto a la cirugía podría ser un cierto ahorro en los costes”, concluyó.

Para el estudio, el equipo siguió a 100 mujeres, en Madrid, con síndrome del túnel carpiano. La mitad fueron tratadas con fisioterapia y la mitad con cirugía.

Durante tres semanas, las sometidas a terapia recibieron una sesión semanal de media hora de terapia manual (los terapeutas solo utilizaron sus manos). Los terapeutas se centraron en el cuello y en el nervio mediano. También aplicaron fisioterapia manual al hombro, codo, antebrazo, muñeca y dedos. Se indicó a las pacientes que realizaran por su cuenta ejercicios de estiramiento de cuello, en casa.

Publicidad

Tras un mes, el grupo de la terapia reportó una mejor función diaria y una mayor fuerza entre el pulgar y el índice que las pacientes intervenidas. Pero tras 3, 6 y 12 meses, las mejoras fueron similares en ambos grupos. Todas las participantes reportaron reducciones significativas de dolor.


¿Le ha parecido interesante?

2 votos, media: 5 sobre 5

Comparta en Redes Sociales