¿Quiere seguir joven? Pues... ¡a moverse!

Un nuevo estudio muestra que el ejercicio en las personas mayores ayuda a evitar depresiones, demencias y otros problemas de salud, como los cardiacos, el cáncer y la diabetes.

El ejercicio aumentó hasta siete veces la probabilidad de envejecer de forma saludable, hallaron los investigadores. Y aparentemente nunca es tarde para comenzar. Incluso los adultos que no habían hecho ejercicio antes podían aumentar en 3 veces sus posibilidades de saludablemente, según los investigadores.

Comprometerse con alguien es una motivación real

"En una población cada vez mayor, es importante aprender a envejecer de forma sana. La actividad física es efectiva a la hora de conservar la salud en la vejez", comentó el Dr. Mark Hamer, del departamento de epidemiología y salud pública del London University College, en Inglaterra.

"Animar a que las personas mayores realicen actividades físicas es beneficioso, y los pequeños cambios también se relacionan con un envejecimiento más sano", afirmó. El informe se ha publicado en la revista British Journal of Sports Medicine.

No hay excusa

"Lo que este estudio enfatiza es que la excusa de que 'soy demasiado mayor' no vale, porque nunca es demasiado tarde para salir fuera a hacer algo de ejercicio", señaló.

Los beneficios del ejercicio incluyen una mejor circulación y una mejora en la salud ósea, muscular, cardiovascular y de los órganos. Y también hay beneficios para el cerebro a partir del ejercicio regular, ya que aumenta la comunicación entre las neuronas y ralentiza la pérdida de tejido cerebral asociada con el envejecimiento y el declive mental, se apuntó.

Comprometerse con alguien es una motivación real

"La cuestión ahora es cómo motivar a las personas de todas las edades a moverse y a seguir moviéndose. Hay un resistencia innegable por parte de las personas sedentarias ante la idea de moverse". Puede ayudar el plantearse hacerlo en compañía. "A título individual, podemos insistir suavemente a familiares y amigos a que nos acompañen en los paseos regulares, en clases de baile o yoga o a seguir un DVD de ejercicio".

El estudio mostró que las personas que seguían una actividad física moderada o intensa al menos una vez a la semana tenían entre 3 y 4 veces más probabilidades de envejecer de forma sana, en comparación con los sedentarios, hallaron los investigadores.

Además, las personas activas al inicio del estudio tenían siete veces más probabilidades de envejecer sanos que las que eran inactivas y siguieron siéndolo, según los investigadores.

.

¿Le ha parecido interesante?

1 votos, media: 5 sobre 5

Comparta en Redes Sociales