Se podrían evitar 8 millones de muertes de niños al año por enfermedades prevenibles

La mayor parte de las casi ocho millones de muertes de niños y adolescentes en todo el mundo durante 2013 eran prevenibles –y por tanto evitables– señala un informe reciente.

En 2013, más de 6 millones de niños menores de cinco años murieron por afecciones tratables como la malaria, la diarrea y las infecciones del tracto respiratorio, según los redactores de la investigación Global Burden of Diseases.

"La gran mayoría de las muertes de niños y adolescentes son prevenibles", aseveraron los autores del área pediátrica. "Existen intervenciones probadas para prevenir diarreas, problemas respiratorios, neonatales, anemias por falta de hierro y las lesiones en carretera, algunas de las causas más comunes de muertes y discapacidades innecesarias en niños y adolescentes".

Para el macro-estudio, investigadores de todo el mundo usaron datos de varias fuentes en 188 países.

Devastador informe

El informe reveló algunas estadísticas desalentadoras:

  • Las infecciones respiratorias, las complicaciones por nacimientos prematuros, la malaria, la diarrea y un trastorno neurológico de los bebés llamado encefalopatía neonatal fueron las principales causas de muerte de niños menores de 5 años.
  • 500.000 muertes fueron de niños de 5 a 9 años. La diarrea fue la causa más común en ese intervalo de edad, seguida por las infecciones del tracto respiratorio inferior, las lesiones en la carretera, la malaria y enfermedades intestinales infecciosas, como la tifoidea.
  • Casi un millón de muertes se produjeron en adolescentes de 10 a 19 años de edad. Más de un tercio de esas muertes tuvieron que ver con lesiones en la carretera, el VIH/sida, las autolesiones, los ahogamientos y las enfermedades intestinales infecciosas.
  • La mitad de las muertes por diarrea de todo el mundo se produjeron en los siguientes cinco países: La India, República Democrática del Congo, Pakistán, Nigeria y Etiopía.
  • La anemia fue la principal causa de discapacidad a largo plazo en niños y adolescentes, afectando a 619 millones de jóvenes.

El artículo "representa una importante contribución al campo de la salud global, y ofrece una evidencia preocupante sobre las tendencias divergentes en la salud y el bienestar infantiles", escribieron en un editorial los doctores Paul Wise y Gary Darmstadt, de la Universidad de Stanford. Puede ver el comentario de ambos doctores aquí.

El informe aparece en la edición en línea del 25 de enero de la revista JAMA Pediatrics. Puede leerlo aquí.


¿Le ha parecido interesante?

1 votos, media: 5 sobre 5

Comparta en Redes Sociales