Se confirma que las proteínas sacian antes el apetito

Pues parece que las dietas ricas en proteína tienen algo de razón de ser: un nuevo estudio encontró que es cierto eso de que las proteínas hacen que uno se sienta lleno antes.

Pero... que nadie piense que es la panacea para adelgazar

Son muchos los que aumentan el consumo de carne y otros alimentos proteicos para adelgazar, en la creencia de que les ayudará a sentirse más llenos, al tiempo de que ingieren menos calorías.

Pero no se disponía de estudios adecuados que confirmaran esa idea, aseveró el equipo de investigadores, dirigido por el Dr. Richard Mattes, especialista en nutrición, de la Universidad de Purdue en West Lafayette, Indiana.

El equipo analizó los datos disponibles de numerosos estudios sobre el tema. La nueva investigación concluyó que las proteínas, en efecto, tienen mayor índice de saciedad.

¿Saber más?

Vea en nuestra sección "Endocrinología y Nutrición" docenas de artículos y consultas sobre alimentación.

    “Los estudios individuales con frecuencia se llevan a cabo con poblaciones pequeñas o con métodos distintos, lo que dificulta la interpretación de los resultados. Nuestro estudio combinó experimentos múltiples para confirmar un efecto", explicó Mattes.

    "Hay suficiente evidencia que sugiere que las proteínas activan la liberación de la hormona de la saciedad” señaló en un comunicado de prensa de la revista. Puede acceder al comunicado aquí.

    Pero… sigue sin haber milagros

    Aunque las proteínas ayudan a sentirse lleno, que nadie piense que es la panacea para perder peso, enfatizaron los investigadores.

    "Las sensaciones como hambre y saciedad no son los únicos factores que influyen sobre la ingesta de calorías", comentó Mattes. "Con frecuencia comemos por otros motivos. Todo el que se ha sentido demasiado lleno como para terminarse el plato, pero tiene sitio para el postre, lo sabe muy bien".

    Con todo, un aumento moderado en el consumo de proteínas puede ser un buen primer paso para quienes intentan perder peso, sugirieron los investigadores.

    "Si esos efectos se mantienen a largo plazo (nuestro estudio solo observó los efectos a corto), un aumento en el consumo de proteínas podría ayudar a perder o a mantener el peso corporal", afirmó Mattes.

    La investigación se publicó en la revista Journal of the Academy of Nutrition and Dietetics. Puede acceder a un resumen.


    ¿Le ha parecido interesante?

    1 votos, media: 5 sobre 5

    Comparta en Redes Sociales