Las redes sociales perjudican las relaciones de pareja

Frecuentar en exceso las redes sociales puede ser malo para su relación de pareja, sugiere un estudio reciente.

Este hecho se puede producir incluso si la pareja tiene una relación duradera, según los hallazgos de una encuesta online entre 581 tuiteros.

No es nuevo, este problema: hace muchos años se describió este mismo hecho con los radioaficionados, que se encerraban por la noche a explorar el ciberespacio con sus receptores de onda corta. Y con internet, años más tarde. Y, ahora, con los dispositivos móviles y su instantánea conexión, la cosa se puede complicar mucho más, claro.

Las redes sociales pueden conducir a infidelidades y rupturas, concluyeron los investigadores, aunque su estudio no probó ese hecho.

"Cada vez más literatura señala que las redes sociales pueden dañar directamente la comunicación en la pareja, y que pueden conducir a la aparición de celos", advirtió el Dr. Scott Krakower, de la unidad de psiquiatría del Hospital Zucker Hillside en Glen Oaks, Nueva York. "Si pasa mucho tiempo en internet, eso reduce su tiempo con su pareja".

Para medir el efecto de Twitter sobre las relaciones, los investigadores crearon un cuestionario online de 20 preguntas y lo enviaron por Twitter a más de 3,4 millones de usuarios. El estudio, que aparece en la revista Cyberpsychology, Behavior, and Social Networking, contó al final con 581 participantes.

La encuesta planteó preguntas sobre el nivel de uso de Twitter, y si el uso de Twitter había causado conflictos en la relación de pareja.

Como media, los participantes aseguraron usar Twitter unos 52 minutos al día, cinco días a la semana.

Los investigadores hallaron que un mayor uso de Twitter se asociaba con unos niveles altos de conflicto, lo que a su vez condujo a infidelidades o al fracaso de la relación. El conflicto se produjo con independencia de la duración de la relación.

Dos motivos posibles

En primer lugar, el uso excesivo de Twitter podría descuidar al cónyuge. "Las personas se involucran demasiado, y eso va en detrimento de otras actividades", comentó.

Pero también puede provocar conflictos si se usan los tweets públicos de la pareja para controlarla. "Uno puede saber todo lo que están haciendo", dijo Krakower. "Quizá se saquen conclusiones demasiado pronto, sin tener toda la información, y eso provoca celos".

.

¿Le ha parecido interesante?

2 votos, media: 4 sobre 5

Contenido Relacionado

Comparta en Redes Sociales