¿Redes sociales = depresión?

Una investigación muestra un preocupante vínculo entre la depresión -para muchos, la enfermedad del siglo XXI- y el tiempo de permanencia en redes sociales.

Cuanto más tiempo pasan los adultos jóvenes en medios sociales, más firme es el vínculo con la depresión.

El estudio, en que participaron casi 1.800 hombres y mujeres de 19 a 32 años de edad, intentó determinar cómo la depresión y los hábitos en los medios sociales podrían interactuar.

¿Qué es antes: el huevo o la gallina?

No se sabe. ¿Pasar más tiempo en Facebook fomenta la depresión o son las personas deprimidas quienes más horas dedican a las redes? Los autores del estudio confiesan no tenerlo claro. Lo que sí aseveran es que a más horas en las redes, más posibilidades de pasar por un estado depresivo.

"Una posibilidad real es que los que ya tienen síntomas depresivos comiencen a usar más los medios sociales, quizá porque no tienen la energía o ganas de involucrarse en relaciones sociales directas", apuntó el director del estudio, Dr. Brian Primack, de la Universidad de Pittsburgh.

"Pero también existen motivos por los que un mayor uso de los medios sociales podría conducir a más pensamientos depresivos", añadió. "Por ejemplo, la gente que usa mucho los medios sociales podría sentir que no vive esa vida ideal que otros tienden a presentar en sus perfiles. Este fenómeno a veces se conoce como 'depresión de Facebook'. Puede crearse un círculo vicioso, en que las personas deprimidas recurren a las redes sociales, lo que a su vez empeora su depresión”.

"Quiero aclarar que sólo mostramos tendencias generales para la población. Estos hallazgos no sugieren que todo el que participe mucho en los medios sociales esté deprimida", enfatizó Primack.

"De hecho hay muchos grupos que encuentran consuelo y alivian sus síntomas depresivos en los medios sociales", añadió. "Pero, nihil obstat, nuestros hallazgos sugieren que un mayor uso de los medios sociales y una mayor depresión van juntos".

Una hora diaria, de media

En el estudio, los investigadores administraron un cuestionario que medía la cantidad de tiempo que los participantes del estudio pasaban en once plataformas bien conocidas de medios sociales: Facebook, YouTube, Twitter, Google Plus, Instagram, Snapchat, Reddit, Tumblr, Pinterest, Vine y LinkedIn.

El equipo encontró que, en promedio, los participantes participaban en sus medios sociales 30 veces por semana, durante poco más de una hora al día.

Una evaluación de la depresión también reveló que alrededor de una cuarta parte de los participantes parecía tener un riesgo alto de depresión.

Cuando se compararon las pautas de uso de los medios con el estatus de depresión, los investigadores hallaron que quienes más usaban los medios sociales tenían alrededor de 2.7 veces más probabilidades de estar deprimidos que los que menos usaban esos foros.

Los hallazgos se sostuvieron incluso tras tomar en cuenta la edad, el sexo, la raza y la etnia, el estatus de relación, y el estatus económico y educativo.

Los investigadores sugirieron que, en el futuro, quizá los médicos deban explorar los hábitos de uso de medios sociales de los pacientes deprimidos.

El estudio se publicó en la revista Depression and Anxiety. Puede leer un resumen aquí.


¿Le ha parecido interesante?

3 votos, media: 5 sobre 5

Contenido Relacionado

Comparta en Redes Sociales