La presión social por ser feliz puede generar depresión

La presión social por sentirnos felices puede tener el efecto contrario, según un estudio reciente.

Los investigadores, de la Universidad de Melbourne, en Australia, estudiaron el vínculo entre las expectativas sociales por no experimentar sensaciones negativas y la depresión.

Un total de 112 personas con síntomas serios de depresión completaron un cuestionario diario, durante un mes, en el que respondieron a preguntas con vistas a determinar su estado mental y la presión recibida por terceros para no mostrarse deprimidas.

Artículo Relacionado
¿Redes sociales = depresión?

Cuanto más tiempo pasan los adultos jóvenes en medios sociales, más firme es el vínculo con la depresión.

El análisis de los datos determinó que cuanto mayor era la presión a que los voluntarios se sentían sometidos para no estar tristes o ansiosos, mayor era la probabilidad de que se sintieran deprimidos.

“Los índices de depresión son más altos en los entornos en que se ‘premia’ ser feliz, dijo el investigador líder, Dr. Brock Bastian a Futurity, una organización sin ánimo de lucro cuyo fin es divulgar las investigaciones de las universidades más punteras de Estados Unidos, Canadá, Europa, Asia y Australia.

"En lugar de ser la consecuencia natural de una vida bien vivida, el sentirse feliz se ha convertido en un objetivo en sí mismo." Las caras sonrientes nos bombardean en los medios y los gurús de la felicidad nos fustigan con sus últimas recetas emocionales, reforzando el mensaje de que debemos intentar por todos los medios maximizar las emociones positivas y evitar las negativas.

Artículo Relacionado
6 cosas que debe saber si su pareja tiene una depresión

Le han diagnosticado depresión a su pareja. ¿Y ahora qué? ¿Cuál es su papel y qué debe hacer para vivir con ella y su enfermedad?

El Dr. Bastian cree que la cultura occidental necesita dejar de sobrevalorar la felicidad. En muchos países del este, la gente no es necesariamente más feliz que nosotros, pero está menos deprimida, dice. Si a veces nos permitiéramos sentirnos tristes, decepcionados y solitarios, podríamos estar mejor.

Sugiere que, cuando navegue por Facebook, Instagram y demás, viendo todas esas caras sonrientes que muestran su felicidad, recuerde que están simplemente presentando su cara feliz, están presionadas por hacernos ver lo felices que son. La realidad puede ser muy diferente: probablemente no son más felices que usted.

La investigación se publicó en la revista Depression and Anxiety.

Artículo Relacionado
5 síntomas de depresión masculina

5 síntomas a que prestar atención en su pareja

Publicidad


¿Le ha parecido interesante?

6 votos, media: 5 sobre 5

Comparta en Redes Sociales