Por qué se nos enfrían las manos y los pies

La sabiduría popular habla siempre de “mala circulación”, con aquello tan manido de “manos frías, corazón caliente”. Y el problema tiene, en realidad, mucho que ver con la ropa que se pone. No, la mala circulación no suele ser la razón. En la gran mayoría de los casos, la sangre fluye perfectamente.

“Se entiende por mala circulación el estrechamiento o el bloqueo de las arterias, limitando el flujo sanguíneo. La causa habitual de este trastorno es el estilo de vida: fumar, hipertensión y diabetes. Y la edad, claro”, aseveraron los expertos de la Whiteley Clinic, en el Reino Unido.

Cuando se enfrían los dedos, los pies, las orejas, la nariz… Lo que sucede en realidad es que los vasos que los irrigan son muy sensibles al frío y se contraen. “No es por tanto un problema de circulación, sino de microcirculación: de los capilares. Hay una pequeña gran diferencia. En casi todos los casos, en que la sangre fluye perfectamente, el problema es ése”, añadieron.

Artículo Relacionado
Enfermedad de Raynaud

El síndrome de Raynaud es un trastorno que afecta a los vasos sanguíneos, fundamentalmente a los de los dedos de manos y pies.

La microcirculación reactiva

Hay varias posibles causas para este trastorno.

Mucha gente que sufre este problema es muy delgada y por tanto pierde más rápidamente el calor corporal en los días fríos. Otros pueden tener el mismo problema por un trastorno de bajo metabolismo, si tienen una función tiroidea baja, o sea hipotiroidismo; también puede darse en personas que toman medicamentos como los betabloqueantes, que tienden a disminuir el flujo sanguíneo en los vasos.

¿Cómo puede solucionarse el problema?

Abrigarse bien es la forma más fácil de paliarlo.

Si se pone ropa adecuada no perderá el calor corporal, y los dedos de manos y pies permanecerán calientes. Si, por el contrario, va demasiado ligero de ropa, se irá perdiendo el calor corporal y el cuerpo reaccionará para mantener calientes las partes centrales del cuerpo, en detrimento de las zonas periféricas (distales), como manos y pies.

De manera que, al exterior, cuando empiece a sentirlos fríos, pregúntese si se ha abrigado lo suficiente para la temperatura a la que está.

Artículo Relacionado
Congelaciones en extremidades

La práctica de deportes de montaña va asociada generalmente al frío extremo, lo que puede provocar congelaciones.

¿Hay más posibles causas de que se enfríen manos y pies?

Desde luego que hay personas más sensibles al frío que otras, y pueden sufrir contracción de las arterias periféricas, lo que da lugar al fenómeno de Raynaud. Los casos extremos, en que existe un trastorno previo que lo desencadena, dan lugar a lo que se conoce como enfermedad de Raynaud.

Su tratamiento se centra en disminuir el número de brotes, haciéndolos menos graves y evitando el daño en los tejidos de los dedos de manos y pies.

Hay algunas medidas simples que pueden tomarse para prevenir el Raynaud:

  • Mantenga calientes y secas las manos y los pies
  • Témplelos con agua caliente
  • Evite el aire acondicionado
  • Póngase guantes para manejar cosas frías o congeladas
  • Póngase varas capas de abrigo, así como un sombrero o gorro, cuando haga frío
  • Use calentadores químicos, como esas capsulitas calentadoras que se pueden meter en los bolsillos, en los guantes o en los zapatos
  • No fume
Publicidad

Artículo Relacionado
Por qué nos resfriamos en invierno

La investigación sugiere que el sistema de defensa funciona peor a temperaturas más bajas


¿Le ha parecido interesante?

14 votos, media: 4.64 sobre 5

Comparta en Redes Sociales