Por qué beber da más ganas de fumar

Los bebedores –y no digamos los alcohólicos– fuman más, por lo general, que los abstemios. Por eso, la primera recomendación cuando se encara el dejar de fumar suele ser un enfático “suprima el alcohol”.

Un reciente estudio explica el porqué. Se debe, dicen los investigadores, a que el alcohol facilita la descomposición de la nicotina, creando una mayor necesidad.

"Nuestro estudio mostró que el consumo empedernido de alcohol podría provocar un aumento en la tasa del metabolismo de la nicotina, lo que podría ser un factor contribuyente a la baja tasa de éxito en dejar el vicio de los fumadores adictos al alcohol", apuntó el director del estudio, Dr. Maciej Goniewicz, del Instituto Oncológico Roswell Park, en Nueva York.

¿Dejar de fumar?

NetDoctor puede ayudarle con StayQuit, un programa de ayuda por ordenador.

    “Metabolismo de la nicotina” es la expresión con que se define la rapidez con que el cuerpo la descompone. Si esta descomposición es lenta, la droga permanece más tiempo en el cuerpo, con lo que el mono tarda más en aparecer.

    Para el estudio, llevado a cabo en Polonia, se midieron marcadores, como la cotinina, que indican los niveles de nicotina. Los voluntarios eran varones fumadores que estaban siendo tratados por alcoholismo. Las medidas se tomaron inmediatamente después de que dejaran de beber, y cuatro y siete semanas después.

    Los resultados mostraron que el metabolismo de la nicotina volvió a la normalidad en la cuarta semana tras dejar el alcohol, según añadió Goniewicz en un comunicado de prensa del Instituto. Una vez esto sucedía, la nicotina permanecía más tiempo en sus cuerpos, de forma que el síndrome de abstinencia no era tan intenso.

    Todo ello "podría tener implicaciones importantes para la comprensión del hábito tabáquico, y para mejorar las intervenciones para dejar de fumar entre las personas que beben o bebían alcohol empedernidamente". En otras palabras, el descubrimiento permitiría elegir el momento o el tratamiento para dejar de fumar de los alcohólicos en recuperación.

    El estudio aparece en la revista Drug and Alcohol Dependence.


    ¿Le ha parecido interesante?

    3 votos, media: 5 sobre 5

    Contenido Relacionado

    Comparta en Redes Sociales