Pasear no es suficiente. Hay que andar rápido

Andar rápidamente y joggear a diario pueden reducir el riesgo de enfermedad cardiaca y accidente cerebrovascular en hasta un 50 por ciento, pero una caminata diaria de una hora no conlleva diferencia, según un nuevo estudio danés.

Un paseo diario de una hora no reduce el riesgo de síndrome metabólico.

Los investigadores sugieren que la intensidad del ejercicio, y no su duración, es lo que importa para proteger del síndrome metabólico, que agrupa una combinación de factores (hipertensión, niveles altos de glucemia, exceso de grasas en sangre y obesidad abdominal) que aumentan el riesgo de enfermedad cardiaca, diabetes y accidente cerebrovascular. El estudio aparece en el British Medical Journal.

De 21 a 98 años

Los investigadores, del Hospital Universitario de Bispebjerg (Copenhague), al frente de los cuales estaba la Dra. Eva Prescott, estudiaron a más de 10,000 adultos daneses de 21 a 98 años de edad, evaluados por primera vez entre 1991 y 1994, y que fueron controlados hasta durante diez años. En la evaluación inicial, alrededor del 20 por ciento de las mujeres y el 27 por ciento de los hombres tenían síndrome metabólico.

Al inicio del estudio, los menos activos eran más propensos a presentar el síndrome. Casi un tercio de las mujeres inactivas y alrededor del 37 por ciento de los hombres tenían síndrome metabólico, frente al 10 y al 14 por ciento, respectivamente, de las personas activas.

Al finalizar el estudio, alrededor del 15 por ciento de los que no tenían síndrome metabólico al inicio del estudio lo habían desarrollado, a razón del 19% de los inactivos y el 12% por ciento de los activos.

Una investigación posterior mostró que caminar rápido reducía el riesgo en 50 por ciento, y “trotar”, en un 40 por ciento, mientras que caminar una hora cada día no mostró ninguna diferencia.

.

¿Le ha parecido interesante?

Contenido Relacionado

Comparta en Redes Sociales