El paro, causa de uno de cada cinco suicidios

El desempleo podría tener un papel determinante en una quinta parte de los suicidios que se producen en todo el mundo, según un estudio reciente.

Los resultados sugieren que el desempleo ha de tomarse en cuenta en las estrategias de prevención del suicidio. Esto es igualmente válido para épocas de bonanza o de crisis económica, dijeron los investigadores.

El riesgo es alto incluso en tiempos de bonanza

©Courtesy of Castillo Dominici - FreeDigitalPhotos

También mostró que ambos sexos, de todas las edades, son vulnerables por igual a los efectos de la pérdida del empleo.

Los investigadores suizos analizaron los datos de 63 países en cuatro regiones del mundo y hallaron que el desempleo se asoció con un aumento de entre el 20 y el 30 por ciento del riesgo de suicidio.

63 países, 230.000 suicidios anuales

Entre 2000 y 2011, el total de suicidios de dichos países fue de aproximadamente unos 233.000 al año, y estar desempleado se asoció con aproximadamente 45.000 (un quinto) de esos suicidios.

Aunque el número de suicidios relacionados con el desempleo aumentó en aproximadamente 5.000 casos durante la reciente crisis de 2008, este análisis muestra que el riesgo entre las personas sin trabajo es alto incluso en los tiempos de bonanza económica, según los autores.

"Nuestros hallazgos revelan que la tasa de suicidio aumenta seis meses antes de un aumento en el desempleo. Además, nuestros datos sugieren que no cada vez que se pierden trabajos se produce necesariamente el mismo impacto, ya que el efecto sobre el suicidio parece ser más fuerte en los países en que no tener trabajo no es habitual", dijo el autor del estudio, Dr. Carlos Nordt, del Hospital Psiquiátrico Universitario de la Universidad de Zurich en un comunicado.

Incluso los que mantienen su trabajo durante las crisis económicas podrían sufrir un estrés mental grave debido a factores como la reducción de los ingresos, la inseguridad laboral y las deudas.

"Además de las intervenciones terapéuticas específicas, unas inversiones suficientes por parte de los gobiernos en las políticas del mercado laboral que mejoren la eficiencia de los mercados laborales podrían crear más trabajos y reducir la tasa de desempleo, y ayudar a reducir el impacto del suicidio", dijo Nordt en un comunicado de prensa de la revista.

El estudio se publicó en The Lancet Psychiatry.

.

¿Le ha parecido interesante?

Contenido Relacionado

Comparta en Redes Sociales