La obsesión por cuerpos perfectos hace crecer el consumo de “medicinas de gimnasio”

Sobre todo entre los adolescentes. Muchos de ellos no están regulados y su uso puede ser peligroso.

Cada vez más adolescentes recurren a suplementos farmacológicos para mejorar su aspecto, advierte un grupo de pediatras estadounidenses.

Productos como la proteína en polvo, los esteroides y las píldoras adelgazantes con frecuencia son inútiles -en el mejor de los casos- y tóxicos en el peor, asevera la American Academy of Pediatrics en un nuevo informe.

"Los médicos creen que el uso de sustancias para mejorar el rendimiento deportivo –el dopaje- es un problema, pero muchos no deportistas los usan para mejorar su aspecto físico", comentó la Dra. Michele LaBotz, coautora del estudio, publicado en junio en la revista Pediatrics.

Los chicos recurren a los complementos de proteína, cafeína, esteroides y creatina, que aumenta la energía de las células. Las píldoras adelgazantes no recetadas son populares entre las chicas, informaron los investigadores.

Cuerpos danone

Los complementos de venta libre son las sustancias que más usan los adolescentes, dio LaBotz. No sólo pueden ser nocivos en sí, sino que los estudios han mostrado que muchos están contaminados con metales pesados tóxicos, como plomo o mercurio, o esteroides y estimulantes como las anfetaminas, añadió.

Hay un cierto legal en lo tocante a este tipo de fármacos, pero restringir su venta sería como ponerle puertas al campo, pues cualquiera puede comprarlos en internet. El nuevo informe exhorta a los médicos a educar a padres y adolescentes sobre los peligros de esos complementos, y a disuadirlos de su uso.

"Las sustancias que contienen estimulantes aumentan el riesgo de problemas cardiovasculares", advirtieron. "Si por ejemplo se trata de uno de los muchos adolescentes que ya toman estimulantes para el TDAH (Déficit de Atención por Hiperactividad), está agravando el riesgo de problemas de corazón".

Los esteroides también son obviamente peligrosos. "Muchos de los efectos de los esteroides son irreversibles, como un crecimiento atrofiado y el desarrollo de senos masculinos (ginecomastia) y acné grave. Y además no desaparecen cuando se dejan de consumir", anotó. “Finalmente, la suspensión repentina de su consumo puede resultar en depresión y en un mayor riesgo de suicidio”.

El consumo de este tipo de fármacos abre la puerta, por si fuera poco, al consumo de drogas y alcohol, y a un estilo de vida arriesgado en general.


¿Le ha parecido interesante?

1 votos, media: 5 sobre 5

Contenido Relacionado

Comparta en Redes Sociales