Nuevo balón gástrico ingerible y excretable

El dispositivo en cuestión es un una especie de globo, que ocupa una buena parte del estómago, y que ayuda al paciente a no tener hambre ni ansiedad cuando realiza una dieta muy baja en calorías.

Hasta ahora los balones se implantaban y se retiraban mediante endoscopia, previa sedación, en un hospital.

Parece ahora que esto está cambiando. Desde este pasado noviembre se dispone de balones ingeribles y excretables: el paciente se lo traga sin más complejidad que un simple control radiológico, se rellena con suero fisiológico, y vuelve a su trabajo o vida normal. En cuestión de meses el nuevo dispositivo se deshace y se expulsa con las heces.

Artículo Relacionado
Obesidad

La obesidad está alcanzando proporciones de epidemia en Occidente; y España está entre los más obesos.

Los balones gástricos

Los balones se vienen utilizando desde hace unos 15 años, y han pasado por momentos de mucha popularidad, pero también de cierto rechazo, sobre todo por expectativas excesivas o por un uso en pacientes inadecuados.

Publicidad

Sin embargo, se sigue utilizando como herramienta de apoyo para pacientes que necesitan perder mucho peso, con sobrepesos de entre 15 y 30 kg, que todavía no tienen indicación de una operación de obesidad, y que no son capaces de perder peso por sí mismos.

Si el balón va unido a un buen trabajo multidisciplinar, nutricional, psicológico-conductual y de ejercicio físico, los resultados son aceptables. Además en estos casos, al retirarlo a los 6 meses, siempre que el paciente continúe con sus nuevos hábitos, puede mantener el peso perdido, durante todo el tiempo que se lo proponga.

Artículo Relacionado
Obesidad infantil

De nuevo, España se encuentra entre los países en cabeza en materia de obesidad infantil.

Con ciertos requisitos

El balón está contraindicado en pacientes con cirugía del estómago previa, o en quienes padecen hernia de hiato, gastritis o úlcera. También es imprescindible un “buen perfil” del paciente, ya que se le pide que esté concienciado y predispuesto a cambiar sus hábitos: “No cabe esperar que el dispositivo lo ‘haga todo’ por él”, advierte el Dr. José Vicente Ferrer, de la Clínica Obésitas. La clínica Obésitas está especializada en el tratamiento de la obesidad mediante procedimientos laparoscópicos.

“El paciente debe comprometerse a realizar 5 comidas al día, a que las raciones serán de medio plato llano, a no picar entre comidas, y a realizar ejercicio físico adecuado a su edad y salud, más de 3 veces a la semana”, añade.

El sistema parece sencillo y seguro, pero el riesgo es que se perciba como una banalidad para conseguir mejorar nuestra estética antes de acontecimientos sociales relevantes, antes del verano, o tras los atracones navideños.

Ferrer insiste en la validez de este nuevo tratamiento, con las salvedades expresadas. “No podemos dejar de insistir en que sólo los más esforzados y constantes acaban resolviendo definitivamentesu problema de obesidad ”.


¿Le ha parecido interesante?

5 votos, media: 4.40 sobre 5

Comparta en Redes Sociales