¿No quiere hijos gordos? Pues predique con el ejemplo

Conforme aumentan las tasas de obesidad infantil, los padres deben constituirse en el mejor ejemplo para sus hijos en cuanto a hábitos de alimentación y estilo de vida saludables, según un nuevo informe.

Se trata de crear hábitos saludables juntos

En las recomendaciones publicadas, la American Academy of Pediatrics, AAP describió cómo pueden contribuir las familias a luchar contra la obesidad infantil, siguiendo una dieta bien equilibrada, haciendo ejercicio de manera regular y limitando las actividades sedentarias.

En NetDoctor...

"Nunca es demasiado pronto para que una familia haga cambios que contribuyan a que un niño mantenga o consiga un peso saludable", afirmó en un comunicado de prensa de la AAP la coautora del informe, Dra. Sandra Hassink, presidenta de la Asociación. "Las familias pueden mejorar los hábitos alimenticios de muchas maneras, pero es importante que la alimentación saludable y la actividad física se adecuen a la etapa del desarrollo del niño y a las características de la familia".

La AAP indicó que los pediatras pueden ayudar a las familias a encontrar modos de adoptar un estilo de vida más saludable.

Estos son algunos pasos positivos que pueden dar las familias:

¿Cuánto sabe...

... de alimentación? Verá como no tanto como cree con un par de tests:

  • Reducir la cantidad de azúcar y calorías que haya en casa. Los niños no tendrán la tentación de comer demasiado si no hay alimentos azucarados y ricos en calorías en la cocina. Si compra pasteles u otros dulces para un cumpleaños o una ocasión especial, cómprelos justo antes del evento, manténgalos fuera de la vista y luego deshágase de ellos. Los alimentos ricos en calorías también pueden guardarse en papel de aluminio o esconderse en la parte trasera de la despensa para que sean menos visibles y sea menos probable que se los coman.
  • Disponga siempre de alimentos saludables. Mantener el agua, la fruta, la verdura y otros refrigerios bajos en calorías en la mesa de la cocina o bien a la vista en la nevera aumentará las probabilidades de que los niños opten por ellos. Los niños deberían comer cinco o más raciones de fruta y verdura al día.
  • Muévase. Reduzca el tiempo que pasan delante de la televisión. También es buena idea mantener todos los dispositivos electrónicos fuera de la cocina y de los dormitorios.
  • Fomente el sueño. Los niños deberían dormir al menos nueve horas al día. Los que duermen menos son más propensos al sobrepeso o a la obesidad, indicó la AAP. Establezca una buena rutina para acostarse a fin de asegurarse de que los niños duermen lo necesario.
  • Encuentre actividades grupales. Las familias pueden pasarlo bien mientras realizan los 60 minutos de actividad recomendados al día. Deportes de equipo, ir al parque o a un lugar de juegos, dar un paseo, montar en bicicleta o jugar a los bolos son modos en que las familias pueden crear hábitos saludables juntos.

Fuente: American Academy of Pediatrics. Puede leer el comunicado aquí.

.

¿Le ha parecido interesante?

Contenido Relacionado

Comparta en Redes Sociales