Muy pocos chicos se vacunan contra el VPH

Un nuevo informe publicado en la revista Pediatrics advierte de este hecho, que podría evitar la gran mayoría de los cánceres de la cavidad bucal –mucho más frecuentes en varones– y otros varios: hasta seis o siete tipos diferentes.

La vacuna protege frente a seis o siete tipos de cáncer

Evidentemente los chicos no pueden tener cáncer de cuello de útero (cérvix), pero sí otros tipos de cáncer asociados al virus del papiloma humano (VPH). Recuérdense las sonadas declaraciones del actor Michael Douglas cuando afirmó que su cáncer de laringe “se debía a la práctica de sexo oral con mujeres portadoras del virus”.

No, no sufren tumores del cuello uterino (provocado prácticamente en un 100% por el VPH), vulva o vagina, pero sí de pene, ano y, sobre todo, boca y garganta.

Estos dos últimos afectan a los hombres hasta cuatro veces más que a las mujeres. El tabaco y el alcohol son, desde luego, factores importantes desencadenantes de los tumores de boca, faringe y laringe y, por tanto, no está del todo clara la influencia del VPH en dichos cánceres.

Con todo, según los CDC estadounidenses (Centros de Control y Prevención de Enfermedades), el VPH provoca alrededor del 70 por ciento de los cánceres de garganta y el 63 por ciento de los cánceres del pene.

En el mundo...

En España, el calendario oficial de vacunación contempla la vacuna sólo en niñas a los 12 años, con el objetivo de prevenir el cáncer de cérvix, el tercero más frecuente en las mujeres.

En otros países, como Canadá y Australia, sí se recomienda inmunizar también a los varones, y en otros continúa la polémica de ampliar, o no, la vacuna al sexo masculino.

En los Estados Unidos, el Advisory Committee on Immunization Practices (ACIP) de los citados CDC, recomienda que se administre cualquiera de las vacunas frente al VPH a los niños y a los hombres jóvenes.

El caso es que esta vacuna previene seis o siete tipos de cáncer, en chicos y chicas, hombres y mujeres, lo que es importantísimo.

El estudio se publicó en la revista Pediatrics. Puede leerlo aquí

.

¿Le ha parecido interesante?

5 votos, media: 4 sobre 5

Contenido Relacionado

Comparta en Redes Sociales