Las mujeres que trabajan muchas horas pueden pagar un alto peaje a lo largo de la vida

Ese esfuerzo de juventud, de años de trabajar muchas horas, puede sin duda hacernos llegar más lejos, pero esas horas de más se cobrarán un peaje en la salud. Esto es particularmente cierto en las mujeres, según un reciente estudio.

"Trabajar muchas horas habitualmente durante muchos años conlleva un riesgo más alto de experimentar enfermedades crónicas a lo largo de la vida", señaló el director del estudio, Dr. Allard Dembe, de la Ohio State University.

“La asociación entre trabajar muchas horas y la enfermedad aparece en cierta medida entre los hombres, pero es enormemente más fuerte entre las mujeres", advirtió Dembe.

La comparación de los hombres que trabajaban más de 60 horas semanales con los que trabajaban entre 30 y 40, mostró que los primeros tenían más del doble de riesgo de desarrollar osteoartritis o artritis reumatoide. Pero el riesgo de los hombres de otras enfermedades crónicas o graves no aumentó de forma significativa.

Pero cuando la misma comparación se aplicó a las mujeres, las que trabajaban más tenían unas tasas de enfermedad claramente más altas:

  • Un riesgo más de tres veces mayor de enfermedad cardiaca, cáncer (salvo de piel) y diabetes
  • riesgo casi tres veces mayor de asma y
  • un riesgo casi cuatro veces mayor de padecer artritis.

Los riesgos de las mujeres comenzaron a aumentar cuando trabajaban más de 40 horas y se intensificaron por encima de las 50 horas.

La investigación

El estudio, publicado en el Journal of Occupational and Environmental Medicine, recabó información sobre los hábitos de trabajo de casi 7.500 hombres y mujeres estadounidenses durante más de treinta años. La mayoría de los voluntarios del trabajo tenían más de 50 cuando concluyó el estudio.

El 28 por ciento de los participantes del estudio trabajaban de 30 a 40 horas por semana. La mayoría (el 56 por ciento) trabajaba de 41 a 50 horas semanales. El 13 por ciento trabajaba entre 51 y 60 horas por semana, mientras que el 3 por ciento trabajaban 60 horas o más por semana, encontró el estudio.

Dembe no pudo explicar por qué trabajar más horas parecía tener un impacto tan grande en la salud femenina, pero piensa que la causa podría estar en el “pluriempleo” de la mujer. "Mi impresión es que tienen que conciliar muchos más trabajos: la crianza y el cuidado de los hijos, las responsabilidades domésticas y la preocupación por la salud de toda la familia", planteó. Además, pueden no cuidarse ellas mismas, o hacerlo en menor medida.

Trabajar muchas horas puede interferir con el sueño y mantener al cuerpo en un estado de estrés constante, concluyó Dembe.


¿Le ha parecido interesante?

9 votos, media: 3.67 sobre 5

Comparta en Redes Sociales