Mujeres mayores: la grasa en la cintura es la peor de las gorduras

Estar gorda, incluso ligeramente obesa, no conlleva más riesgos. Pero la grasa abdominal sí.

Un cierto exceso de peso no es malo y puede hasta resultar beneficioso. Pesar demasiado poco es nocivo.

Según el nuevo estudio, el exceso de peso en las mujeres mayores puede acortar la vida si se localiza en la cintura. Por “mujeres mayores”, a efectos de la investigación, se denominó a las de edad comprendida entre 70 y 79 años.

"La grasa abdominal es mucho más letal que pesar demasiado", aseveró la investigadora líder, Dra. Zhao Chen, de la Universidad de Arizona, y añadió que "una mujer mayor debe preocuparse cuando su peso es inferior de lo normal para su estatura, y preocuparse menos cuando tiene un poco más de peso de lo normal". Según lo cual, estar demasiado delgada es también nocivo para la salud.

Artículo Relacionado
4 síntomas de ataque al corazón que se dan sólo en mujeres

En las mujeres, los síntomas son más difíciles de detectar

El estudio, publicado en la revista Journal of the American Geriatrics Society, mostró que el riesgo de mortalidad aumentaba cuando la circunferencia de la cintura medía más de 80 centímetros, y clasificaron cualquier talla superior a 88 centímetros como un "riesgo extremo".

Se usó el Índice de Masa Corporal, que relaciona la estatura con el peso, universalmente aceptado como el baremo de la gordura. Un IMC de 18,5 a 24,9 es considerado como peso normal. Por debajo de 18,5 es peso bajo, mientras que de 25 a 29.9 se considera sobrepeso.

Una persona se califica como obesa con un IMC de 30 o superior, y se puede graduar en tres niveles, como hicieron los investigadores. La obesidad clase I o "leve" es un IMC de 30 a 34.9. La clase II está entre 35 y 39.9, y la clase III, por encima de 40.

Artículo Relacionado
5 mitos sobre el cáncer que debemos dejar de creer

A pesar de que en España se diagnostica un cáncer cada 2,4 minutos (2012), hay muchos conceptos erróneos sobre esta enfermedad.

Chen y sus colaboradores revisaron datos de casi 162.000 mujeres de 50 a 79 años de edad, participantes en la Woman's Health Initiative, un gran estudio sobre mujeres postmenopáusicas realizado por los National Institutes of Health, en Estados Unidos.

Al inicio del estudio, los investigadores midieron la estatura, peso y talla de cintura de las participantes, a la vez que compilaron otros datos sobre el estilo de vida.

Publicidad

Los investigadores encontraron que tener sobrepeso o ser ligeramente obesa no afectó a la longevidad. La obesidad clase II o III aumentó las probabilidades de muerte precoz en más o menos un 10 por ciento. Pero una mayor talla de cintura se vinculó de forma constante con tasas de mortalidad más altas. A lo largo de los 11 años de seguimiento, murieron más de 18.000 mujeres.

Artículo Relacionado

“Los hallazgos sugieren que pesar demasiado poco es más nocivo en las mujeres mayores, y tener un cierto exceso a una edad avanzada podría hasta resultar beneficioso”, explicó. “El peso puede reflejar varios aspectos distintos de la composición del cuerpo, y cada uno refleja la salud y la enfermedad de forma diferente”, continuó.

"El peso se debe interpretar con precaución y teniendo en cuenta la edad, la etnia, la raza y otras medidas de la salud, incluida, desde luego, la talla de cintura", concluyó.

Artículo Relacionado
El 88% de las mujeres mayores de 50 años están insatisfechas con su cuerpo

Las que se sienten cómodas rara vez se ponen a régimen


¿Le ha parecido interesante?

5 votos, media: 4.60 sobre 5

Comparta en Redes Sociales