Muchos de nuestros recuerdos podrían ser falsos

Más o menos la mitad de nosotros podríamos recordar “hechos” que… nunca ocurrieron, sugiere una investigación británica.

Los investigadores experimentaron con la "implantación de recuerdos" en más de 400 personas. Se les contaron hechos ficticios en sus vidas, como un paseo en globo en su niñez, haber gastado una gamberrada a un profesor o provocar un incidente en una boda familiar; y se les pidió que se imaginaran repetidamente el evento.

Artículo Relacionado
7 cosas que hacer para proteger de la edad al cerebro

Unos pocos cambios de estilo de vida pueden lograr una mejor salud mental.

Alrededor de un 50 por ciento de los participantes llegaron a creer en un momento dado que en realidad habían experimentado esos sucesos, según los investigadores, de la Universidad de Warwick. El estudio se publicó en la revista Memory.

El calado del hallazgo puede ser importante, como en una sesión de terapia en que aparecen recuerdos inexistentes en realidad. Y no sólo importante sino clave: por ejemplo, asegurando ante un juez haber sido testigo de un hecho determinado.

Los resultados también sugieren que los recuerdos de colectivos de personas podrían ser erróneos debido a influencias de, por ejemplo, noticias falsas, añadieron los investigadores.

Artículo Relacionado
Cómo actuar ante la demencia precoz de un ser querido

Aunque, en general, es una enfermedad propia de la tercera edad, se estima que más de 40.000 personas de menos de 65 años padecen algún tipo de demencia en España.

Publicidad

"Sabemos que hay muchos factores que pueden afectar a la creación de recuerdos y creencias falsos, como pedir a alguien que imagine de forma repetitiva un evento falso o que vea fotos para refrescar la memoria", comentó la autora del estudio, Dra. Kimberley Wade, de la Universidad de Warwick.

"Pero no comprendemos cómo interactúan esos factores. Los estudios a gran escala, como el nuestro, nos llevan un poco más allá", dijo Wade en un comunicado de prensa de la universidad.

"El hallazgo de que una gran parte de nosotros tiende a desarrollar recuerdos falsos es importante. Investigaciones anteriores muestran que las creencias distorsionadas pueden influir sobre nuestra conducta, intención y actitud vital", concluyó.


¿Le ha parecido interesante?

3 votos, media: 5 sobre 5

Comparta en Redes Sociales