El miedo a engordar, disuasorio para dejar de fumar

La preocupación ante la ganancia de peso evita que algunos fumadores busquen abandonar el hábito, sobre todo si engordaron en intentos anteriores, halla un estudio reciente.

El aumento de peso es común entre los fumadores tras dejar el vicio. Dejar de fumar supone una ganancia media de 3,5 a 6,5 kilos durante el primer año de abstinencia, señalaron los investigadores, de la Universidad Estatal de Pensilvania.

Más preocupación si habían enfordado en ainteriores intentos

Encuestaron a 186 fumadores que buscaron tratamiento para dejar de fumar, y a 102 fumadores que no lo hicieron. A los participantes, que fumaban al menos cinco cigarrillos al día, se les preguntó sobre el aumento de peso durante los intentos anteriores de abandonar el hábito, y en qué medida estaban preocupados por engordar si intentaban dejar de fumar nuevamente.

El aumento de peso preocupaba por igual a los que buscaron tratamiento de ayuda para dejarlo y a los que no. Pero la diferencia se hallaba en si habían aumentado de peso o no en los intentos anteriores.

¿Dejar de fumar?

NetDoctor puede ayudarle. Entre en StayQuit, el programa definitivo de ayuda para dejar de fumar.

    ¿Engordó en anteriores intentos?

    El 53 por ciento de los participantes del estudio habían engordado en intentos anteriores de dejarlo. Entre esos fumadores, los que estaban muy preocupados eran menos propensos a buscar tratamiento que les ayudara a dejar de fumar, según el estudio, que aparece en la revista International Journal of Clinical Practice.

    "Quizá no nos deba sorprender que los fumadores que aumentaron de peso anteriormente se muestren renuentes a volver a intentarlo", comentó en un comunicado de prensa de la Universidad Estatal de Pensilvania Susan Veldheer, gerente de proyecto del departamento de ciencias de la salud pública de la universidad. "Les preocupa el aumento de peso si intentan dejar de fumar aunque conocen los beneficios de hacerlo".

    Los médicos deben preguntar a los fumadores si aumentaron de peso durante los intentos anteriores de dejar de fumar, apuntaron los investigadores. Si es así, se debe asegurar a los pacientes que se incluirán esfuerzos para mantener el peso en su tratamiento para dejar de fumar.

    .

    ¿Le ha parecido interesante?

    Contenido Relacionado

    Comparta en Redes Sociales